Al final, materia y luz son las dos caras de la misma moneda: Pere Llonch, CEO Vibia

Vibia es una marca de alta especificación que cuenta con más de 33 años en la industria. Actualmente es referente en el diseño europeo.

A poco tiempo de concluir este 2023, tuvimos la oportunidad de conversar con Pere Llonch, director creativo y CEO de Vibia, quien lleva una trayectoria de más de 20 años en esta empresa de iluminación con sede en Barcelona.

Vibia es una marca de alta especificación que cuenta con más de 33 años en la industria y actualmente se encuentra como un referente en el diseño europeo. Esto se debe principalmente a la visión de la marca.

Vibia nace para crear bellas atmósferas, usando el diseño de iluminación para generar respuestas significativas que tengan un impacto positivo en la experiencia humana. Ponemos al usuario en el centro de todo lo que hacemos: sus emociones, sus deseos y su bienestar […]-

El punto de encuentro para nuestra charla fue en una pizzería ubicada en la colonia Condesa en la CDMX, donde también nos acompañó Ruben Santamaría de Light House, representantes de Vibia aquí en México.

Pere nos compartió qué hay detrás de la propuesta de Vibia tanto a nivel internacional, así como sus planes en México:

En cuanto a su arquitectura y diseño, México es un país con una historia fascinante, hicimos una conexión inmediata. Por ello buscamos presentar a Vibia entre sus diseñadores.

«Como compañía, nuestro propósito es que la iluminación permita crear mejores espacios para las personas que los habitan. Esta es nuestra fuente de exploración constante, ya que siempre surgen nuevas oportunidades de creación. Somos una empresa dedicada a la creación, y es en este ámbito donde el concepto de formar atmósferas adquiere gran relevancia. Al final, la materia y la luz son las dos caras de la misma moneda», comenta Pere Llonch.

Con relación con la trayectoria de la empresa, Pere Llonch nos comparte que en Vibia han experimentado tres etapas significativas: la primera, anterior al surgimiento del LED; la segunda, más centrada en el diseño de productos; y a partir de 2008-2010, han encontrado en el LED una fuente de iluminación de alto rendimiento y mayor consistencia.

Son momentos clave para una compañía orientada a crear a través del diseño. Si tu principal ingrediente cambió de manera radical, esto te ofrece la oportunidad de abrir el panorama a mayores posibilidades gracias a la evolución de la tecnología. Por otra parte, en lo que respecta al control, fuimos más allá de simplemente la luminaria. Igualmente, en relación con el control, esto nos abrió la puerta a una «iluminación más emocional»

Vibia concibe el espacio de acuerdo con el uso que se le dará, quienes lo habitarán y las sensaciones que brindará. Por tal razón, pasamos de sitios que se basan en factores demasiado objetivos y poco emocionales a entornos que son puntos de encuentro, donde se fomenta la colaboración e interacción. Hemos superado la preocupación por el ahorro de energía y el esfuerzo para que luzca bien; ahora es el momento de integrar la iluminación en nuestras vidas.

Pere Llonch continúa y señala que el reto actual es explicarlo para vender este fenómeno. Convencer al usuario sobre estas posibilidades no resulta fácil. Además, una buena iluminación no se logra sin la intermediación de profesionales; implica un trabajo de co-creación y no simplemente instalar por capricho.

Yo creo que hay una oportunidad para promover esa capacidad emocional de la luz, y como comunidad, debemos coincidir para trabajarla en conjunto. El gran valor propio de la iluminación por sí sola no llegará a conocerse. Esta circunstancia representa una gran dificultad y, al mismo tiempo, una gran oportunidad.

Respecto a la estética de las luminarias de Vibia.

Al final, esa armonía entre lo material y la luz es un mismo lenguaje que deriva en el producto. Se busca integrar estos ingredientes para llegar a la expresión de belleza y elegancia y se pueda integrar de la mejor manera a cada espacio.

Otro tema importante es hablar de jerarquía visual. En cada espacio se analiza dónde caerá la mirada y, por ejemplo, considerar si lo material como esta mesa de madera debe entonces acompañarse con una luminaria a manera de objeto invisible y destaque solo la mesa. O, por el contrario, puede que lo que se busque es el propio objeto como elemento de atracción, de compañía o de textura.

Ahora bien, con el fin de consolidar la presencia de Vibia en esta región, ¿cuáles son sus planes?

Llegar al profesional, mostrarle nuestras propuestas, ser una fuente de inspiración y cocreación. Esto lo hemos logrado con el apoyo directo de esta estructura ideada por Rubén de difundir Vibia para así atender los canales adecuados, y ha funcionado muy bien. Ya tenemos diversos partners en el país y de hecho estamos en el desarrollo de un nuevo showroom.

En lo que respecta a romper con hábitos en la manera de trabajar, es crucial superar la tendencia de que los clientes se centren únicamente en ver precios y aspectos similares. Muchos proyectos carecen de estos valores, lo cual puede desorientar a los clientes. Por lo tanto, la cultura es la palabra clave; se trata de divulgar y mostrar un buen producto cuando lo tenemos frente a nosotros. El desafío radica en que lo «emocional» es difícil de vender; generalmente, se buscan funciones que puedan ser medidas, volviéndose más subjetivo. Esto forma parte del reto, y medios como Iluminet desempeñan una función importante al trabajar en la promoción de esta cultura dentro de la comunidad de iluminación

Para ir cerrando, ¿cómo es el proceso de creación de Vibia?

El proceso es un poco difícil de describir, creo que ha cambiado mucho con los años. Crear una propuesta que sea atractiva no es necesariamente un departamento específico, es algo más como un enfoque colaborativo, una «orquestación del diseño», pero buscamos que sea un trabajo en coordinación a nivel interno.

Es un proceso de diálogo creativo, un ir y venir con el diseñador, para aportar ideas frescas, pero orientadas a lo que es la identidad de Vibia. Más que un nombre buscamos una personalidad y con los años hemos ido ampliando este modelo de manera muy natural.

La charla continuó un poco más entre la pizza, la música de un saxófono al fondo y la luz como tema central de aquella tarde. Esperamos que este 2024 tengamos noticias de la presencia de Vibia en México.

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo