«Insistir, ser perseverante y muy firme para avanzar en el diseño de iluminación»

Cualidades como estas han permitido que la diseñadora mexicana, Ana Ayala se abra paso de manera internacional.

En Iluminet tuvimos la oportunidad de conversar vía zoom con la arquitecta y diseñadora mexicana Ana Ayala quien nos compartió sobre sus andanzas en el diseño de iluminación.

Egresada del Instituto Politécnico de Tijuana y con Máster en iluminación por parte de la Universidad Politécnica de Madrid, Ana se encuentra actualmente en el puesto de Area Development Manager en las oficinas de artec3 en Madrid.

A lo largo de los años hemos sido testigos de tu crecimiento en este mundo de la iluminación pero platícanos, cómo fue tu primer «acercamiento a la luz».

Al terminar la carrera de arquitectura comencé a trabajar en el proyecto de una casa, era la encargada de los acabados y la jardinería y en aquel entonces consideraba súper complejo el tema eléctrico. Seguí trabajando en diseños similares pero también fue que comencé a sentir que debía salir de esa rutina. Fue entonces que descubrí el MasterDIA de la Universidad Politécnica de Madrid y me llamó mucho la atención.
Después de leer varios testimonios muy positivos, decidí ponerme en contacto con ellos y en el 2013 partí a Madrid para cursarlo. La mitad del grupo eran de Latinoamérica, el resto de España, Chipre, Holanda. La experiencia fue muy bonita en todos los sentidos.

Cuando terminé el Máster, presentamos el proyecto final y recuerdo que asistieron Mark Major, Tapio Rosenius y Kaoru Mende para calificarlos y elegir 10 proyectos para usarlos como ejemplo y uno de ellos fue el mío. También seleccionaron a varios estudiantes para invitarlos a trabajar a estudios como Spears & Major, Ingo Maurer o Arup, la verdad que fue una generación muy talentosa.

Poco después regresé a Tijuana algo triste porque era retomar una rutina y yo quería volver a Madrid. Como ya no me adaptaba aquí comencé a investigar en México sobre algunos medios que me había mostrado Ignacio Valero durante el Máster. De forma simultánea, me sugirieron aplicar para un puesto en un estudio de arquitectura. Asistí a la entrevista y me aceptaron, sin embargo, entendí que deseaba otras cosas, que tenía la mente en otro lugar, por lo que fui sincera y rechacé su oferta.

En eso, contacté con Iluminet para preguntar sobre una beca en Suecia, decía que tenías que ser miembro de la IES y no entendía bien de qué iba todo. Fue entonces que me respondieron, me parece que fue Oscar y luego Diana. Fue genial porque creo que hicimos clic de inmediato y empezamos a conversar sobre la necesidad de gente joven en la industria de la iluminación y sobre el estudio de Maurici Ginés, artec3.

Entonces contacté con él y fue todo muy rápido (siempre digo que mi paso por el estudio siempre fue de decisiones inmediatas), me tenía que presentar en 10 días en la ciudad de México.

        

Cuando comencé a trabajar allá el equipo era Tania, Jose Cardona y yo. Fue una nueva realidad, al inicio un poco dura porque era mucho trabajo con muchísima calidad y yo tenía poca experiencia. Justo en la primera semana que entré, me pidieron que fuera a Iztapalapa para exponer un proyecto yo no estaba segura de ir, finalmente todo salió bien y a partir de ahí llegaron más proyectos. Como arquitecta estaba muy entusiasmada porque estaba trabajando en proyectos de de grandes personajes que te enseñan en la carrera como Teodoro González de León o Enrique Norten, la verdad que fue otro nivel para mí.

Fueron tres años hasta que de pronto, un día dije que quería probar en Barcelona. Al inicio Maurici me decía que esperara un poco más porque quizás no estaba lista y con eso me hice a la idea de estar aquí un tiempo más con proyectos increíbles y de un momento a otro, que «siempre si te puedes ir en abril». Para ese entonces ya era marzo, otra vez ese movimiento repentino y bueno, fue así como llegué a Barcelona.

¿Y cómo fue tu paso a Madrid?

Justo comenzó con el tema de la pandemia. Mi pareja es de Barcelona pero vive en Madrid, entonces fue una temporada en la que iba y venía entre ambas ciudades por lo que se volvió cansado para ambos. Entonces, a principios de año le dije a Maurici que mi idea era ver si podía seguir colaborando con el estudio si yo me mudaba a Madrid y fue justo un mes antes de la pandemia cuando planteé esta idea, todavía no era común trabajar a distancia… Hace 8 meses era un mundo completamente diferente.

Fue también la idea de ir a buscar clientes a Madrid, aquí hay muchos proyectos, nuevos estudios de arquitectura y era un» cómo vamos a explorar que está pasando en esta ciudad»  y bueno, ahora estoy aquí llevando la oficina de Madrid.

¿Para ti cuál fue la clave para que hayas logrado alcanzar este punto en tu carrera?

       

Insistir mucho, ser perseverante y muy firme porque habrá gente que te va a llenar la cabeza de dudas. Posiblemente va a costar, no será algo fácil y tendrás que atravesar por todo un proceso de cambios pero eso te hará evolucionar.

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo