Burbujas Papalote: Un juego de iridiscencia y luz al alcance de todos

A través de un entorno inmersivo, el espacio entra en contacto con diversos fenómenos de la luz.

Despacho:Ideas en Luz
Integrantes:Carolina Alvarado, Enrique Wilde, Victor Palacio
Cliente:Papalote Museo del Niño
Año:2023
Fotografía:Héctor Ramírez
Créditos adicionales:Marcia Larios – Directora de Experiencia Papalote Museo del Niño | Paulina Barrientos – Subdirectora de Museografía Papalote Museo del Niño | Luminográfica – Montaje | Edgar Yahel – Programación

Recientemente tuvimos la oportunidad de visitar Papalote Museo del Niño en la ciudad de México para conocer de cerca el proyecto de iluminación del salón Burbujas realizado por el estudio Ideas en Luz y ganador de una Mención Especial en la Bienal de Iluminación. Al llegar nos recibieron Melissa Reyes, subdirectora marketing y Karen Vidal, gerente de marketing digital del Papalote. De igual modo, nos acompañaron los diseñadores de iluminación Carolina Alvarado y Enrique Wilde de Ideas en Luz.

Antes de comenzar y para entrar en ambiente, no pude evitar dirigirme a las tinas para hacer un par de burbujas. Poco después, Karen y Melissa me explicaron que está exhibición se ha mantenido como una de las favoritas y que ha permanecido vigente junto con el árbol Ramón y la máquina de energía durante 30 años.

A diferencia de las otras salas y exposiciones que tienen una narrativa más definida y guiada, Burbujas es un espacio que ofrece una experiencia libre, donde los niños tienen la oportunidad de explorar y jugar con formas y colores dentro de una atmósfera dinámica.


En cuanto al proyecto de iluminación, el concepto resultó tras analizar el comportamiento lumínico de las burbujas incluyendo el fenómeno de interferencia. Este efecto óptico se produce cuando la luz atraviesa la delgada superficie liquida de jabón que flota en el aire y es refractada creando una paleta de colores única. A partir de este análisis, se colaboró con la Dirección de Experiencias del Museo para diseñar tanto el espacio interior como la iluminación.

La intención fue replicar el color de las burbujas, que el espacio se viera como un laboratorio futurista y el perímetro con mucho color. En un inicio, comenzó la idea con líneas de color en el entorno y evolucionó hasta lo que se puede apreciar actualmente con figuras más orgánicas.

Carolina Alvarado | Ideas en Luz

La gama de colores en el perímetro de la sala fue cuidadosamente seleccionada evocando el efecto tornasol de la luz sobre las burbujas. Por ello, se utilizaron tiras Philips HUE y fueron programadas diversas escenas. La dinámica de la luz en combinación con las formas presentes en las superficies verticales, así como la profundidad lograda mediante espejos, permitió crear una atmósfera lumínica que envuelve al espacio.

En el área de las tinas de jabón, el uso de proyectores de alto control óptico permitió elevar los niveles de luz y crear altos contrastes para favorecer la reflexión y el efecto iridiscente. Al combinar la capa de luz ambiental del perímetro con la zona de luces de acento en el centro, se elevó la experiencia y contribuyó a la diversión de los niños.

        

Cuando un niño recuerda algo divertido que vivió en su infancia, lo tiene presente como algo asombroso. Con este proyecto estamos de alguna manera construyendo recuerdos que serán muy apreciados y quizás no tengan presentes los detalles, pero la experiencia del espacio, las «burbujas en los muros» seguramente lo guardarán en su memoria.

Enrique Wilde | Ideas en Luz

Cuando concluimos la entrevista, el siguiente paso fue hacer más burbujas de todos los tamaños, compitiendo con algunos de los niños que se encontraban con el reto de hacer la burbuja más larga o cuál soportaba más antes de reventar, porque bien lo dice aquella frase: No dejamos de jugar porque envejecemos, envejecemos porque dejamos de jugar.

       

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo