Cálida luz en la Catedral de Tlaxcala

iluminet es posible gracias al apoyo de

El diseño de iluminación en el edificio patrimonio mundial por la UNESCO lo realizó una empresa local

La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala es una construcción de la orden franciscana del siglo XVI, compuesta por cinco capillas adjuntas, coro, sotocoro, presbiterio y la nave principal, y en agosto de 2021 fue reconocida como patrimonio mundial por la UNESCO.

Una empresa de Tlaxcala, Halco Iluminación, asumió renovar la instalación eléctrica y propuso además un diseño de iluminación para dar énfasis a ciertos lugares y que la luz juegue un papel escénico dentro del inmueble.

Por ejemplo, la capilla “La Tercera Orden» se iluminó en temperaturas 3000K y 1800K, al igual que las pechinas, arcos de medio punto, coro y el retablo principal en el presbiterio, donde se buscó destacar su imagen principal y se propuso instalar tres niveles de iluminación, creando un manto de luz en el espacio a temperatura 1800K, mientras que en las calles aledañas fue a 3000K. “Técnicamente 1800K no genera daño a las hojillas de oro y da un toque interesante”, explica Jorge Sastre Cuahutle, líder del proyecto por parte de Halco.

Comenta a Iluminet que prácticamente en toda la Catedral hay murales, por lo que se cuidó mucho no hacer perforaciones ni usar adhesivos, de acuerdo a los lineamientos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“La Catedral fue parte del primer obispado en México y segundo en América Latina, por lo que era muy difícil de intervenir porque es un convento franciscano de estilo mudéjar. Tuvimos un seguimiento muy riguroso por INAH y fueron aprobadas solo tres perforaciones en el presbiterio, lo cual nos llevó más de un mes realizarlo porque fue un proceso muy estudiado y donde se tomó en cuenta la opinión de arquitectos y de un restaurador de inmuebles para evitar problemas con los encalados”.

El proyecto en conjunto tuvo 8 meses de realización y 6 meses la ejecución. El objetivo fue destacar elementos artísticos, arquitectónicos y litúrgicos sin afectar de manera directa los bienes muebles. Pero también se tomó en cuenta que los accesorios a colocar fueran de fácil mantenimiento o reemplazo, y tuvieran larga duración.

“Cada capilla tiene tres ambientes distintos: contemplativo, celebrativo y uno especial para Semana Santa, pues se alumbra de color morado el retablo principal. La ceremonia de la Nueva Luz se realiza el sábado de Gloria y a petición de obispo debe tener una iluminación especial”.

Para lograr los tonos morados, la tecnología del presbiterio es DMX y con la que se pueden modificar ambientes de acuerdo a la ceremonia que se realice. Otro detalle en el presbiterio es que se colocó una serie de lámparas que iluminan el altar y por las noches da una sensación de un halo de luz, lo cual gustó mucho a los feligreses.

Para que las luminarias no fueran perceptibles a la vista del público se consideró aprovechar cupulas y bóvedas como elemento para reflectar la luz emitida por los luminarios colocados de manera muy discreta.

En la capilla “La Tercera Orden» se utilizó luz cálida para ser rebotada en su cúpula principal, donde se instalaron cuatro luminarias a una apertura de 45°, logrando un efecto de trébol. En las otras capillas se utilizó la misma temperatura de luz para destacar volúmenes y texturas de los retablos en esos espacios.

“Para las tiras de LEDs en las columnas agregamos una sustancia especial que no dañó la pintura mural. Los candiles son de diseño propio y se optó porque fueran muy sencillos con una bombilla de fácil reemplazo”.

La iluminación exterior busco destacar el tejado de la nave principal jugando con volúmenes y texturas a través de la luz con proyectores a 24°, ya que esta vista es perceptible desde las calles aledañas a la catedral y es un espacio que anteriormente se encontraba en total abandono.

Los comentarios a la nueva iluminación de la Catedral de Tlaxcala han sido muy alentadores, y ha colaborado a que los fieles a Nuestra Señora de la Asunción se acerquen nuevamente al recinto.

Halco agradece la participación del arquitecto Ernesto Eduardo Maldonado Peralta, el ingeniero Enrique Vásquez Sánchez y a Tuvan Construction para la realización del proyecto.

Deja un comentario