¿Qué tan cerca estamos de una iluminación «futurista»?

En la actualidad contamos con sistemas y equipos que nos permiten iluminar los edificios de formas que superan los entornos creados en películas de ciencia ficción.

Durante décadas, en series y películas, como Star Trek o Blade Runner, con temáticas futuristas la iluminación ha sido un elemento muy importante para que los escenarios se asemejen a la idea colectiva de lo que imaginamos que está por venir. En ellas, la luz ha sido retratada con un carácter particular, control preciso de cada punto de iluminación y con la posibilidad de integrarse en cualquier espacio. Además de que por sí sola es un espectáculo, pues quienes hemos visto estos ambientes quedamos atrapados y deseosos de visitar esos lugares.

Sin embargo, ahora vemos cómo estadios, teatros, edificios y monumentos se iluminan de manera similar a estos escenarios de ciencia ficción, por lo que vale la pena revisar qué tan lejos estamos de estas tecnologías futuristas.

Actualmente, sistemas como Color Kinetics, de Signify, ofrecen la posibilidad de iluminar cualquier tipo de entorno, desde oficinas y espacios comerciales hasta plazas o edificios emblemáticos de nuestras ciudades, haciéndolas lucir como escenarios de películas, gracias al desarrollo de distintas tecnologías patentadas.

Proyectos de iluminación de impacto urbano que transforman puentes, calles, plazas, fachadas para crear nuevos paisajes urbanos a través de la luz y el color, como el Viaducto de la Novena, conocido popularmente como el puente de Bucaramanga, el cual se ha convertido en un hito de la ciudad. Además, muestra cómo a través de la iluminación se puede comunicar un mensaje.

Gracias al desarrollo de tecnología de iluminación y control como esta contamos con escenarios idénticos a los de ciencia ficción, donde la luz realza los colores, texturas y edificios para conformar estos paisajes. Y no solo es posible con nuevas construcciones, ya que existen proyectos que nos permiten apreciar arquitectura del pasado, como el caso del Teatro Degollado, fundado en 1866 en Guadalajara, Jalisco. En la fachada del edificio no solo es posible crear distintos ambientes y transformar la percepción, también permite monitorear, prever mantenimiento y administrar la iluminación de un espacio de manera remota por medio de una app para dispositivos móviles.

El Teatro Degollado fue el primer edificio en América Latina en contar con esta implementación que le permite reducir considerablemente su consumo energético.

Otro ejemplo es Panamá Viejo en el que la mayor condicionante es que el proyecto es Patrimonio de la Humanidad, por lo que la iluminación debió considerar factores que permitan al edificio permanecer por varias generaciones más.

Pero no todo se trata de espectacularidad, si pensamos en la iluminación futurista debemos tener en cuenta la sostenibilidad y para ello es necesario colaborar con especialistas en el tema. En busca de potenciar la implementación del sistema y obtener mejores resultados, Signify acerca a sus expertos a cada proyecto.

Color Kinetics ofrece precisión milimétrica en términos de saturación de color y direccionalidad de la luz, por lo que permite controlar al área que se quiere iluminar y las tonalidades o temperaturas, de esta manera nos acerca a los entornos futuristas que observamos en la ciencia ficción.

Además, es escalable, por lo que puede integrarse a proyectos diversos y en su portafolio ofrece productos que van desde luminarias, controladores y equipos para iluminación de espectáculos hasta software para gestión remota y recopilación de datos. Cuenta con protocolo de red patentado que le permite gestionar más luminarias con menos equipos y es compatible con estándares como DMX y Ethernet.

Como se mencionó al inicio de la publicación, Signify cuenta con tecnologías patentadas que conforman la serie Color Kinetics.

Powercore, elimina un porcentaje de la pérdida de energía asociada con los mecanismos de bajo voltaje al incorporar una fuente de alimentación directa al circuito de la luminaria y optimizar la conversión de voltaje y regulación de corriente.

Optibin, agrupa los LEDs para obtener una mejor consistencia de color y garantiza la uniformidad, consistencia y temperatura de color.

IntelliHue, cuenta con múltiples canales LED que al combinarse producen un espectro de luz completo controlable y distintas temperaturas de color.

OptiField, con esta tecnología, las luminarias de Color Kinetics ofrecen una luz uniforme y elimina los puntos saturados, además simplificar la instalación.

Chromasync, este sistema óptico optimiza el flujo de salida y aumenta la vida útil si se toma en cuenta la consistencia de color.

Las soluciones de Color Kinetics nos muestran que la iluminación que hemos observado por varios años en películas de ciencia ficción, hoy pueden llevarse a la realidad si se implementan los equipos adecuados, un sistema de control flexible y el debido acompañamiento por parte de especialistas en iluminación.

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo