Ciudad de los archivos. Iluminación sutil para proteger la memoria histórica de Oaxaca

La función principal del edificio es conservar y proteger el acervo documental, por tanto la idea de preservación marcó su necesidad arquitectónica.

[box3l] Proyecto Arquitectónico: Mendaro Arquitectos
Iluminación: Noriegga Iluminadores
Promotor: Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, Gobierno del estado de Oaxaca
Ubicación: Santa Lucía del Camino, Oaxaca, México
Fotografía: Élena Marini Silvestri
Año: 2016 [/box3l]

Después de una labor que implicó la recuperación, limpieza y clasificación del acervo historiográfico del estado de Oaxaca, la fundación Harp Helú y ADABI de México se vieron en la necesidad de crear un espacio que cumpliera con las características de seguridad y resguardo del Archivo General del Estado de Oaxaca (AGEO). De esta manera, la fundación solicitó al arquitecto Ignacio Mendaro Corsini que fuera el encargado de coordinar el proyecto en las inmediaciones del parque las Canteras, sitio simbólico para los habitantes de Oaxaca, ya que de ahí se extrajo la piedra para construir la propia ciudad durante el siglo XVI.

El área en total cuenta con una extensión de 18 km distribuidos en cuatro niveles. El primero de ellos cuenta con un acceso al público general y a la documentación. Los niveles superiores fueron destinados a las actividades propias del archivo, mientras que al interior del conjunto se encuentran los repositorios de documentos que ocupan la mayor superficie.

Los volúmenes que conforman el edificio se distribuyeron respetando los árboles existentes al generar un conjunto de edificios conectados entre sí por patios y pasillos interiores, mismos que permiten una ventilación cruzada y capturan una cantidad importante de agua de lluvia dirigida a las pozas existentes en el parque.

        

El edificio está construido con muros en tono ocre como alusión al color de las tierras de la mixteca. Otro elemento característico es la importancia del claroscuro, presente en la secuencia de patios que se funde con la vegetación permitiendo transparencias.

       

“Sorprende que un acervo en esas condiciones llegara al siglo XXI. El edificio que lo albergaba era inadecuado. Cuando llovía, el agua entraba por las ventanas y chorreaba por los conductores eléctricos; el techo estaba lleno de grietas, no había instalaciones para seguridad ni incendios, la estantería resistió el peso de los documentos por puro milagro. Era urgente y necesario hacer algo”, mencionó la presidenta de la Fundación Harp Helú, María Isabel Grañen Porrúa.

[box] En el AGEO es posible encontrar una gran cantidad de documentos que relatan la histórica del estado. Se cuenta con un total de 215,496 expedientes; 13, 071 libros y 5, 656 mapas y planos que datan de 1574 a 1950. [/box]

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo