Clasificación BUG para mejores prácticas de iluminación exterior

Este sistema divide una luminaria por zonas y le asigna ciertos valores según su impacto ambiental

La contaminación lumínica es un tema que se ha estudiado extensamente respecto a sus graves repercusiones biológicas y ambientales, razón que impulsó la búsqueda de nuevas medidas para mitigar el problema de forma directa. Una de ellas fue la colaboración de la IES con la International Dark-Sky Association (IDA) quienes diseñaron un documento denominado Model Lighting Ordenance (MLO) donde se incluye, entre otros conceptos, el sistema  BUG (Backlight – Uplight – Glare) que permite  calcular y clasificar con base en datos fotométricos la salida luminosa de las luminarias que originan el resplandor excesivo en el cielo.

Este proyecto comenzó a desarrollarse desde 2005 después que la IES actualizara la clasificación de blindaje para luminarias de carretera y es que la métrica original, que incluía terminología cutoff, solo estaba diseñada exclusivamente para el alumbrado público. Sin embargo, la creciente demanda de control de deslumbramiento y de filtración de la luz extendió estos términos a todo tipo de iluminación exterior.

A continuación se puede apreciar de que manera se divide una luminaria de exterior dentro de esta clasificación respecto a la dirección y flujo de luz, así como los niveles sugeridos para que los equipos no generen iluminación no deseada:

       

Backlight: Esta categoría toma en cuenta la luz que se «escapa» desde la parte trasera del dispositivo hacia áreas donde no es deseada. La calificación B tiene en cuenta la cantidad de luz en las zonas BL, BM, BH y BVH, que son la dirección de la luminaria opuesta al área destinada a iluminar.

BVH: Backlight Very High (80°-90°)
BH: Back light High (60°-80°)
BM: Back light Mid (30°-60°)
BL: Back light Low (0°-30°)

Uplight: Es la fuga de luz en la parte superior del equipo. La luz en la zona UL es la responsable de la mayor cantidad de resplandor del cielo y afecta negativamente a la astronomía profesional y académica. Por otra parte, la luz ascendente superior (UH) se considera desperdicio de energía.

UH: Uplight High (100°-180°)
UL: Uplight Low (90°-100°)

Glare: Es el resplandor concentrado y excesivo en la parte frontal de una luminaria que impide la observación correcta y/o segura de un espacio. La clasificación G tiene en cuenta la cantidad de luz frontal en las zonas FH y FVH, así como en las zonas BH y BVH.

FVH: Forward light Very High (80°-90°)
FH: Forward light High (60°-80°)
FM: Forward light Mid (30°-60°)
FL: Forward light Low (0°-30°)

Como se puede observar, es preferible apuntar a la menor cantidad de entrada de luz posible sin dejar de mantener la cantidad requerida para un proyecto.

        

Finalmente hay que tener presente que, si bien los valores asignados por este sistema son buenos indicadores, es posible que no en todos los casos se correlacionen directamente con la contaminación lumínica, dependerá de realizar un estudio del sitio, la aplicación y cómo se instala la luminaria.

[box] La métrica por si sola es una herramienta que ofrece un procedimiento efectivo para seleccionar luminarias más apropiadas. Sin embargo, si el proyecto de iluminación involucra ciertos requisitos normativos, la OML también presenta una clasificación respecto a las zonas de iluminación que básicamente definen las áreas o terrenos al aire libre y sus necesidades de luz artificial.

  • LZ0: Sin iluminación ambiental (obscuridad total). Zonas donde el entorno natural se puede ver afectado grave y negativamente por la iluminación. Los impactos incluyen perturbar los ciclos biológicos de la flora y la fauna y / o restar valor al disfrute humano y la apreciación del medio ambiente natural.
  • LZ1: Iluminación ambiental baja. Áreas donde la iluminación pueda afectar negativamente a la flora y fauna o alterar el entorno. La visión de los usuarios se puede adaptar a los niveles bajos de luz. La iluminación se puede utilizar por motivos de seguridad y/o protección pero no es necesariamente uniforme o continua.
  • LZ2: iluminación ambiental moderada. Áreas de actividad humana donde la visión de los usuarios se adapta a niveles de luz moderados. Igual que en la zona LZ1, la iluminación se puede usar por motivos de seguridad y después de cierta hora se puede apagar o reducir a medida que disminuyen los niveles de actividad.
  • LZ3: Iluminación ambiental moderadamente alta. Áreas de mayor actividad humana donde la visión de los residentes y usuarios humanos se adapta a niveles de luz moderadamente altos. La iluminación tiende a ser más necesaria por motivos de seguridad y tiende a ser uniforme y/o continua. Es deseable que pueda apagarse o reducirse a medida que disminuyen los niveles de actividad.
  • LZ4: Iluminación ambiental alta (zonas con mayor índice de población). Áreas de extensa actividad humana donde la visión de residentes y usuarios se encuentra acostumbrada a niveles muy elevados de luz. La iluminación generalmente se considera necesaria por razones de seguridad y en su mayoría es uniforme y continua. Es deseable que pueda reducirse a medida que disminuyen los niveles de actividad. [/box]

FUENTES
How is a BUG Rating Calculated 
BUG Rating System 101 
Specifier Bulletin for Dark Sky Aplications 

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo