Tecnología “touchless”, una herramienta para la reincorporación a las oficinas

Estos sistemas son de fácil instalación, reducen costos y tiempos de trabajo, además de brindar beneficios energéticos y evitar el contacto con algunas superficies.

Derivado de la pandemia causada por el Covid-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció recomendaciones y objetivos para que los países afectados puedan retomar las actividades y con ello mejorar la economía local, sin dejar de lado la seguridad de la población.

Entre las encomiendas destaca la implementación de medidas preventivas en los lugares de trabajo para reducir riesgos de contagio. Así, se sugiere evitar contacto físico con personas u objetos, pues de acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), de Estados Unidos, los virus puede permanecer con vida en superficies, dependiendo del material, desde 3 horas hasta tres días.

Ante ello, los sistemas de automatización ayudan a disminuir la interacción física con las superficies, gracias a la tecnología “sin contacto” o touchless, la cual refiere a aquellos sistemas o dispositivos que pueden ser operados mediante gestos, movimientos o voz. De esta manera se disminuye el contacto físico con superficies en las que pueden permanecer microorganismos capaces de generar infecciones.

Dicha tecnología no solo funciona para evitar los riesgos antes mencionados, también es capaz de crear escenas/ambientes en los espacios para generar confort al usuario, aprovechar la entrada de luz natural y ayudar al ahorro energético. Al respecto, Lutron cuenta un catálogo que se adapta a las distintas necesidades.

Sensores

Son las herramientas más utilizadas en la aplicación de touchless en edificaciones, y como elemento de este tipo de tecnología está el interruptor/sensor de ocupación que es un dispositivo alámbrico de fácil instalación apto para colocarse como reemplazo de un apagador convencional, debido a que requiere el mismo tipo de cableado. Con ello se reduce el tiempo de trabajo de los instaladores, así como los costos que ellos derivan.

Cabe mencionar que, además de reconocer si el espacio se encuentra ocupado, es capaz de detectar los niveles de luz y encender iluminación artificial en caso de ser necesario.

Un interruptor/sensor de ocupación es recomendable para espacios donde la iluminación debe ser constante durante todo el día, como talleres de producción, sin dejar de lado aquellas zonas donde los usuarios suelen dejar las luces encendidas (cubículos de oficina, cuartos de servicio, sanitarios). El resultado es un ahorro energético que no afecta la calidad de la iluminación.

Cabe destacar que dichos dispositivos no solo son compatibles con iluminación de encendido/apagado, los interruptores con sensor permiten la integración de sistemas atenuables, lo cual resulta útil en espacios de trabajo con gran aportación de luz natural, ya que los dispositivos encenderán de manera gradual la iluminación.

¿Dónde ?

La ubicación de los sensores es uno de los aspectos más importantes del cual depende un funcionamiento óptimo. Algunas consideraciones para dispositivos colocados en pared son:

  • La ubicación debe ser en un lugar donde el ángulo de detección permita sensar si alguien ingresa a la habitación.
  • En caso de contar con dispositivos que detecten los niveles de luz es preferible ubicarlo a una altura similar al plano de trabajo, ya que en caso de colocarse en zona de penumbra podría generar problemas al iluminar excesivamente o encender las luces cuando no sea necesario.
  • Es importante no exponerlo a la luz directa del sol u otras fuentes de iluminación debido a que el calor puede confundir al dispositivo indicando presencia inexistente.

Un aspecto a considerar es que algunos dispositivos requieren de movimientos fuertes (mayores a 5 centímetros) para mantener encendidas las luces, por lo que si una persona se encuentra leyendo sin realizar movimientos considerables, el dispositivo apagará la luz. Para ello Lutron cuentan con sensores que disponen de una versión de detección de doble movimiento. Por un lado, la tecnología PIR se encarga de los movimientos bruscos o fuertes, mientras que la ultrasónica (US) detecta movimientos menores, la cual evita el apagado de las luminarias en caso de poco movimiento, como suele ocurrir en los sanitarios públicos.

Es importante mencionar que, al trabajar en horarios escalonados, la iluminación para la persona que acude por la mañana no debe ser la misma que para aquella que labora por la tarde. Por ello es importante la implementación de la tecnología touchless que también ofrece dinamismo a los espacios, mismo que se traduce en confort para el usuario.

¿Todos los sensores son cableados?

Modificar el espacio de manera sencilla y accesible no siempre es posible, ya que la implementación de algún sistema de automatización suele ser un proceso largo y costoso. Sin embargo, dentro del catálogo de Lutron existen dispositivos inalámbricos como el sensor Radio Powr Savr, capaz de medir el nivel de aportación de la luz natural, y a su vez, atenuar, encender o apagar las luminarias a las que se encuentra enlazadas.

El proceso de instalación para sensores de techo suele tomar algunas horas o días, dependiendo del tamaño del proyecto, pero los dispositivos de Lutron se pueden instalar en un periodo de 15 minutos, gracias a la tecnología RF Clear Connect. De manera que lo más difícil será pensar en el lugar de ubicación para los sensores.

Algunas recomendaciones para que los dispositivos en techo se encuentren mejor ubicados son las siguientes:

  • Deben localizarse en un lugar alejado de ventiladores, salidas de aire acondicionado, cortinas o algún dispositivo que obstruya la detección o active la iluminación por el movimiento de los objetos.
  • Si se coloca cerca de alguna ventana debe tomarse en cuenta que los dispositivos pueden detectar movimiento fuera del espacio y encender la iluminación cuando alguien transite por afuera.
  • La distribución de los sensores también debe ser planificada, así como los grupos de iluminación a los cuales dará respuesta, por ello es importante contar con el respaldo de un equipo de especialistas que faciliten la implementación.

Los dispositivos inalámbricos de Lutron operan con baterías y se comunican a través de radiofrecuencia, como se mencionó anteriormente. Asimismo, es posible adaptarlo a sus distintos sistemas y por medio de la configuración se pueden modificar sus posibilidades.

La automatización de espacios va más allá del sistema de iluminación y para evitar la mayor cantidad de contacto con las superficies, los dispositivos de Lutron permiten la integración con diversos sistemas para incrementar los alcances y el confort. Además de contar con su propio sistema de persianas y establecer alianzas con diversos desarrolladores de A/V (audio y video), termostatos y seguridad.

Los espacios necesitan cambiar y ser pensados a futuro de manera flexible, pero el diseño debe mantenerse vigente. Además deben brindar experiencias de calidad a los usuarios.  Con el portafolio de soluciones de Lutron puede aprovechar el valor de la tecnología sin contacto, flexible y sin interrupciones.

Deja un comentario