Declaración LUCI: Sobre el futuro del alumbrado urbano

¿Cómo dar forma al alumbrado urbano del futuro para beneficiar tanto el medio ambiente como las comunidades?

El pasado mes de mayo la asociación LUCI presentó su Declaración: Sobre el futuro del alumbrado urbano, que establece pasos a seguir para que las ciudades disfruten de las estrategias de alumbrado urbano de manera segura y consciente sobre la crisis climática y energética, que afecta la contaminación lumínica, al igual que sus efectos en la biodiversidad y la salud humana.

El enfoque de su declaración es que el futuro es dinámico, debido a la diversidad de visiones que se tienen con respecto a las necesidades de las ciudades. En este sentido, se esmeran en buscar alternativas para brindar seguridad y comodidad al anochecer, en los distintos espacios públicos inclusivos y accesibles para todos los ciudadanos.

La Declaración ofrece 7 objetivos para el alumbrado urbano en los próximos años para preservar los valores en contextos cambiantes. Dichos objetivos dan prioridad a la calidad de la luz respecto a la cantidad siempre que sea posible.

1. Adoptar el alumbrado Net Zero
Este enfoque incluye el desarrollo de planes maestros de alumbrado sostenible, la prevención del exceso de alumbrado exterior privado y el uso de estrategias de atenuación.

2. Minimizar la contaminación lumínica para todos los seres vivos.
Se han probado estrategias viables para reducir el impacto ecológico de la luz: reducir el número de fuentes, reducir el tiempo de encendido, reducir la intensidad y ajustar el espectro.

3. Favorecer la salud y el bienestar.
Los planificadores urbanos y lumínicos deberían colaborar más estrechamente y equiparar la experiencia nocturna a la diurna en todo el proceso de planificación urbana.

4. Avanzar a través del diálogo público-privado.
Utilizar directrices claras de diseño público con niveles máximos de iluminación puede resultar útil como medida en el proceso de planificación. Aunque, plantea una cuestión ética: ¿Quién tiene derecho a iluminar el paisaje nocturno? Se debe dar prioridad a las expresiones de luz que sean sostenibles y relevantes para la comunidad.

5. Aprovechar todo el potencial de la participación ciudadana.
Con el compromiso de la comunidad, las ciudades pueden crear una relación más estrecha con los ciudadanos y así, aumentar la satisfacción con el espacio público y los servicios locales.

6. Aprovechar el poder transformador del arte de la luz.
El arte de la luz puede significar aún más para la ciudad. Tanto los festivales como las instalaciones permanentes de arte luminoso pueden servir de banco de pruebas para nuevos conceptos urbanos y permitir a las comunidades locales experimentar nuevas dimensiones del espacio urbano.

7. Crear sinergias más allá de la iluminación.
El alumbrado puede y debe ser un facilitador clave de las estrategias nocturnas de toda la ciudad y mucho más. Teniendo en cuenta los distintos beneficios, deberíamos esforzarnos por conectar mucho más el alumbrado con otras políticas urbanas. Si se hace de la forma correcta, se pueden encontrar nuevas sinergias, también en términos de financiación

También refieren a los alcances de la luz como medio social y que el alumbrado urbano se encuentra con diversos retos ambientales que llevan a reconsiderar cómo se debe iluminar el espacio público. De igual modo, la influencia de las tendencias sociales y económicas de las ciudades en el uso y las necesidades de los espacios públicos.

Es importante informarse sobre los problemas de la contaminación lumínica, dado su aumento anual de un 2%, que repercute en las funciones vitales de todos los seres vivos que habitamos el planeta. Por consiguiente, debemos reconocer el problema para planear alternativas en el diseño y la planificación urbana, y así enfocar la luz donde realmente se necesita, al igual que disminuir la luminosidad que pudiera deslumbrar la visibilidad.

Les invito, estimados colegas políticos, funcionarios, profesionales del alumbrado y, por supuesto, a todos nosotros como ciudadanos del mundo a adoptar esta Declaración y sus objetivos, a compartir ampliamente sus principios con otras autoridades locales, a seguir avanzando hacia un enfoque más sostenible del alumbrado urbano para el mejor futuro de nuestras ciudades.

Meri Lumela,Presidenta de LUCI

Para acceder a la Declaración accede al siguiente link.

Deja un comentario