Domótica residencial e iluminación

Hablemos de la luz inteligente en casa, así como de algunas recomendaciones

La domótica, en temas residenciales, también es conocida por el término «hogar inteligente», lo cual hace referencia a la integración funcional de electrodomésticos en los hogares y otros hábitats con sistemas que permitan automatizar y controlar dichas tecnologías dentro de estos lugares con la finalidad de reducir ciertos pasos que se realizan manualmente.

Businessman holding Smart home interface with icon, stats and data 3d rendering

Es común que, dentro de la domótica, no solo se agregue nueva tecnología a una casa, como comprar focos inteligentes u otros electrodomésticos «Smart», sino que también se integre la tecnología existente en un mismo sistema de control y automatización que permita controlar todo con algún dispositivo como las tabletas, celulares u otros asistentes inteligentes.

Es necesario mencionar que, en la actualidad, es prácticamente automatizable todo lo que se desee, aunque nos centraremos en los sistemas de iluminación. La domótica no solo automatiza procesos, sino que también puede dirigir dicha automatización hacia la eficiencia energética o la comodidad y el lujo, hasta donde sea económicamente permisible.

Existen algunas pocas pero importantes desventajas cuando se desea aplicar domótica, siendo la principal el tema económico; todos los sistemas de domótica, al menos para México, no presentan ningún retorno de inversión en términos generales en lo residencial. Esto se debe a que todos estos sistemas cuestan de forma muy superior a cualquier otro sistema que cumple la tarea principal, como iluminar. Un bombillo LED común cuesta unos 13.5 pesos, mientras que un bombillo Smart con propiedades similares cuesta alrededor de los 170 pesos por el simple hecho de poder cambiar de color, cuando su tarea principal es tan simple como iluminar.

Otra desventaja, aunque menos relevante en comparación con el tema económico, es la obsolescencia tecnológica (no necesariamente obsolescencia programada); la ley de Moore dicta que cada 2 años la tecnología actual mejora al doble. Una desventaja menos relevante pero igualmente importante es que todos los sistemas inteligentes a nivel residencial dependen de la conexión a internet, por lo que las horas pico de demanda o un simple corte en el servicio dejan inutilizable casi en su totalidad a lo que se tenga automatizado.

Entonces, ¿por qué tener luces inteligentes en casa? y ¿cuáles son las ventajas? Las ventajas más básicas de tener domótica se pueden dividir en las siguientes dos categorías:

Seguridad y protección: Junto con las cámaras de seguridad, que son casi esenciales en nuestro entorno, y las alarmas de apertura de puertas y ventanas, tener iluminación inteligente es casi igual de importante. Es como dejar el televisor encendido; si la aplicación que controla los bombillos inteligentes no cuenta con un «modo vacaciones», automatizar el encendido de las luminarias genera la impresión de que hay alguien en casa, lo cual puede disuadir al delincuente oportunista y evitar un desagradable robo a casa habitación. Si a esto le sumamos persianas automáticas y sensores de movimiento para exterior o cualquier otra cosa que vuelva impredecible cuándo hay o no alguien en casa, este riesgo disminuye.

Eficiencia energética: El encendido y apagado automático de ciertas luminarias ahorra energía pues, cuando ya no se está en el espacio, no suele ser necesario que dicha luminaria permanezca encendida.

       

Además de estos motivos básicos por los que se adquiere domótica para el hogar, también podemos mencionar la comodidad, bienestar y lujo que se pueden obtener. El simple hecho de ya no tener que molestarse por encender y apagar la iluminación es un gran cambio positivo al que uno se acostumbra rápidamente. No tener que levantarse para apagar la luz es realmente cómodo.

        

Un sistema de entretenimiento completo va más allá de la limitante de un televisor a un sistema integrado que no solo involucra sonido envolvente, lo cual de por sí es toda una experiencia notoria, sino que integrar la iluminación crea sensaciones ambientales superiores a lo que se tiene actualmente. Esto no se puede explicar, pues se debe vivir. «En mi propia experiencia, es emocionante recordarlo.»

Por último, y para no abordar una gran cantidad de temas, el bienestar humano. Un sistema de iluminación inteligente tiene la capacidad de realizar un seguimiento del ciclo circadiano. Esto no solo incluye el básico cambio de temperatura a lo largo del día, sino también de crear un ciclo circadiano propio adaptado a las necesidades del usuario, como utilizarlo como despertador. Que una luz comience a encenderse e incrementar su brillo de manera controlada al momento de despertar funciona como un amanecer, provocando un estado de alerta gradual hasta despertar, lo cual suele ser mejor que utilizar una molesta y ruidosa alarma. Para el momento de dormir también se puede programar un apagado gradual, lo que resulta especialmente útil para las personas que presentan problemas para dormir.

En cuanto a la pregunta de ¿cuál es la marca, familia o modelos recomendados?, la respuesta es que no existe una que sea mejor que otra, pues ahora puede salir al mercado una marca que ofrezca un cierto producto mejor que otro que ayer era el mejor. Sin embargo, las recomendaciones siempre apuntan a elegir marcas conocidas o populares en el mercado donde estés, ya que el servicio en la nube al cual se conectan los IoT seleccionados generalmente depende de dicha empresa. Una marca desconocida, por más económica que sea, si la empresa desaparece, su nube desaparece y su aplicación de control ya no funcionará o perderá soporte, convirtiendo la tecnología en básicamente un ladrillo costoso o apenas funcional pero totalmente limitado.

También es importante que el dispositivo IoT no funcione únicamente con un entorno cerrado, pues esto limita la comunicación entre, por ejemplo, un foco inteligente de una marca y el sensor de movimiento de otra marca. La recomendación cuando se piensa en comprar marcas diversas es que sean controladas por alguna aplicación genérica como “Smart Life” e indicar compatibilidad con asistentes inteligentes como Amazon Alexa, Asistente de Google, IFTTT, entre otros.

Etiquetas de compatibilidad

Implantar sistemas de domótica a medias o adquirirlos parcialmente resultará en un desaprovechamiento de todo su potencial, pues su finalidad es generar entornos completamente automáticos para reducir molestias y evitar tener que abrir la aplicación específica del foco de la sala para atenuarlo, cerrarla y luego abrir otra aplicación para hacer otra cosa con otro dispositivo inteligente. Este problema se agrava más si alguien presente en casa no tiene el control de los IoT, pues tú tendrás que operarlos por esa persona.

¿Es recomendable implementar domótica residencial? Si se tiene el capital, la respuesta es un completo “Sí” porque esencialmente es sustituir casi la totalidad de la tecnología simple con la que se cuenta por tecnología “Smart”. Recuerda que, por lo general, estas tecnologías están diseñadas para ser instaladas por un usuario leyendo el manual y siguiendo sus instrucciones. Son de esas cosas que una vez que las pruebas, ya no quieres regresar a lo anterior. ¿Cuál es tu opinión o experiencia sobre el tema?

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo