La evolución natural de la luz según Normagrup

Los módulos intercambiables son solo el comienzo en esta nueva etapa

En esta edición del Light + Building, alrededor de 30 representantes de la empresa española Normagrup asistieron desde diferentes partes del mundo. Entre ellos, el director de México, Pablo Fernández, quien nos recibió con una sonrisa, jamón ibérico y una copa de vino.

Empezamos el recorrido por el stand tocando uno de los temas más sonados de esta feria: la sustentabilidad. Por lo general, todos los componentes en una luminaria salvo el LED pueden ser reciclados. Énfasis en pueden, pues la mayoría del tiempo no se dispone de ellos de la forma correcta. Se debe primero separar los materiales para que puedan ser reutilizados – algo que no siempre es posible para el consumidor.

La nueva línea ELEMENT de Normagrup nos presenta una solución más práctica para el reciclaje. Éstas luminarias LED poseen módulos intercambiables, es decir, todas las partes son de fácil ensamblaje y se pueden reemplazar. En caso de que una parte del producto se dañe, se puede sustituir por la pieza necesaria y la averiada se enviará de vuelta a la fábrica. De esta forma no es necesario desechar la luminaria completa. Cada parte es retornable, reciclable y reemplazable.

       

La opción de reemplazar partes también se extiende a cambios en las ideas del cliente. El ángulo de difusión, la temperatura de color y hasta el envolvente completo pueden ser reemplazados por los distribuidores a cambio de las partes que el cliente ya no necesite, incluso si están en perfecto estado. Según Fernández, la meta a futuro es ampliar la ideología de ELEMENT a todos sus otros productos y alcanzar una economía circular, donde constantemente recuperen sus materiales y los regresen a circulación en vez de que sean desechados. 

Avanzando con el tour, Pablo nos presentó el sistema de SaLuz (Salud + Luz). Esta nueva tecnología de la división NormaLit sincroniza las luminarias con el ritmo circadiano. Esto mejora nuestros estados de ánimo a lo largo del día y el ciclo biológico de sueño y vigilia. La intensidad de la luz y la temperatura de color varía a través del día, siguiendo un temporizador automático que se configura de acuerdo a la ubicación geográfica. Empezando con una luz cálida de 2700K, la temperatura sube hasta 5000K durante el día, volviendo a 2700K para la puesta de Sol y así finalizando un ciclo de 12 horas. Debido a su registro geográfico, no es necesario reconfigurar en caso de un cambio de horario estacional.

Finalizando el recorrido, Pablo nos presentó las luminarias exteriores de emergencia de NormaLux y la división de NorClinic, especializada en iluminación de vigilia, ambiente y dispensarios médicos. Además, nos enseñó el sistema central de batería C24, controlado por la tecnología de NormaLink.

¡Esperamos con ansias ver estos avances en México!

        

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo