Historia de la luz, un libro de Ben Bova

Desde el nacimiento del sol, las creencias religiosas, pasando por los órganos de la visión, hasta la fotografía, la iluminación dramática y más…

Por Alejandra Montemayor

Si tecleamos en Google seguidas las palabras “historia” y “luz”, sin duda obtenemos millones de resultados, no pocos artículos y también unos cuantos libros publicados. De entre estos últimos hay uno que destaca tanto por su singularidad como por su rigor: se trata de un libro cuya primera edición salió en el año 2001 bajo el nombre precisamente de “Historia de la luz”, y su autor es el prolífico y también peculiar escritor Ben Bova. 

El Dr. Ben Bova es un escritor, editor y periodista bien conocido en el mundo de la ciencia ficción, puesto que ha escrito más de 130 novelas sobre este tema. En realidad, es conocido en muchos otros ámbitos, ya que su currículum es de lo más extenso y variado: además de ser el presidente honorario de la National Space Society y haber recibido varios premios por su trabajo como editor y escritor, fue profesor de Ciencia Ficción en la Universidad de Harvard, es un comentarista habitual en televisión y radio, y desde el inicio de su carrera estuvo muy vinculado a la ciencia y la tecnología.

“Historia de la luz” del Dr. Bova, es un libro que se lee fácilmente, casi sin darse uno cuenta, a pesar de que aborda la luz desde casi todas las perspectivas posibles: desde el nacimiento del sol, hasta las creencias religiosas, pasando por los órganos de la visión, Prometeo, Arquímedes, Newton, Einstein, la pintura, la fotografía, la iluminación dramática, el láser, los satélites, la agricultura y la astronomía, y una extensísima lista más.

Ben Bova te hace comprender la luz desde todos estos ángulos, y al acabar de leer el libro es fácil caer en la cuenta de que éstas son unas páginas imprescindibles; a pesar de que ya han pasado casi 20 años desde que fue editado, es difícil encontrar un texto que realmente haga entender la naturaleza e importancia de la luz en todos los aspectos de la vida de una manera tan envolvente. Si en los centros escolares se impartiera una materia sobre la luz (cosa que no estaría de más, dada la importancia constante de la misma y lo poco que en realidad se suele estudiar sobre ella fuera de ámbitos específicos), este podría ser el libro de referencia. Es importante comprender la luz en todas sus dimensiones pero de una manera integral, es decir, no por compartimentos estancos que hagan que se tenga una visión segmentada de la misma. Por ejemplo, para comprender la visión humana y su relación con la luz, el autor comienza hablando de los gusanos platelmintos, y poco a poco va llegando a nuestros ojos; de esta manera nos hace entender nuestra propia visión desde un punto relativo respecto al resto de las especies, y no antropocéntrico a la par que limitador. Y así desarrolla cada capítulo del libro, de esta manera tan relacional.

Como quiera que el libro es algo extenso, (más de 400 páginas), para los interesados en la luz que no sean demasiado lectores puede funcionar utilizarlo a modo de guía para temas específicos. Si por ejemplo se está interesado en la iluminación teatral, el Dr. Bova es capaz de dar elementos clave sobre la misma (que se pueden recoger para ser ampliados posteriormente con documentación más específica), en tan solo 7 páginas. Nos habla de los inicios del teatro, de cómo las obras de Sófocles y Esquilo se representaban en teatros emplazados de tal manera que el sol iluminara el escenario al atardecer, de las velas y candiles utilizadas en el teatro de Shakespeare o de cómo en el Siglo XVI Serlio utilizaba frascos de agua coloreada delante de las velas para dar lugar a los primeros filtros de luz. También habla de la llegada de la luz de gas, la luz de calcio y posteriormente de la luz eléctrica y la revolución que supuso. Pero no solo aborda el punto de vista de evolución de las fuentes de luz: Bova también dedica un apartado especial al momento en el que la luz en los teatros pasa de simplemente alumbrar a tener un sentido dramático y nos habla de Adolphe Appia y sus escritos. También insiste en la capacidad de despertar emociones que tiene la iluminación teatral y brevemente describe los parámetros básicos que han de ser controlados para tal efecto, como la intensidad, la dirección, el color, la difusión, etc. Y en esta misma línea aborda todos los campos específicos sobre la luz que recoge su libro.

En definitiva, a pesar de los años esta sigue siendo una publicación claramente recomendable por su contenido y lo amena que resulta su lectura; en sus páginas se trasluce la sabiduría del autor e incluso su sentido del humor. 

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo