Human Centric Lighting y Nature Centric Lighting

“Natural” es una apuesta también por lo “Humano”, son dos entidades que van de la mano y es un acierto que la industria extienda sus límites a seres vivos de todas las escalas que construyen el equilibrio

Los seres humanos transformaron el mundo. La ciudad cambió para siempre el entorno natural enfocándose en satisfacer solo sus propias necesidades de vivienda, infraestructura y comercio entre muchas otras. Todos los demás seres vivos que habitan el planeta recibieron el impacto lumínico, sonoro y territorial que esto implicó. Lo que sucede en el planeta se relaciona de formas complejas, algunas incluso siguen sorprendiendo a expertos de todo tipo y al público en general. Afectar un ecosistema implica romper un delicado equilibrio que tiene consecuencias a corto y largo plazo.    

Human-Centric Lighting

La iluminación que considera en primer lugar a las personas se denomina Human-Centric Lighting, busca satisfacer necesidades de salud, comodidad y eficacia considerando también los aspectos estéticos de la luz. Esto genera atmosferas que buscan emular la iluminación solar durante el transcurso del día. Sin embargo, no es tan sencillo imitarla y mucho menos conocer los efectos que esta produce en el usuario final. Cada vez más datos, información y medidas tales como la luz circadiana o la sensitividadd melanópica brindan las bases para un mayor análisis que posibilita implementarlo de formas seguras en personas de distinto sexo, edad y receptividad.

Nature-Centric Lighting

A diferencia de la anterior, la Nature-Centric Lighting contempla a la naturaleza en primer lugar, un enfoque mucho mas amplio que incluye entre sus parámetros a plantas, animales y ubicaciones. Incluye información de las estaciones para controlar la temperatura del color y el ahorro energético sin dejar de lado la seguridad de las personas que transitan por zonas exteriores. Así mismo considera temperaturas de color adecuadas para insectos y otras especies según la época, siempre buscando mantener el bienestar de todo un ecosistema, más allá de solo las necesidades humanas. Lo anterior no descuida la calidad ni la estética de la iluminación y es capaz de adaptarse a diversas situaciones de forma dinámica y eficaz.

Una batalla por el bien de la humanidad

       

Resulta interesante como la sociedad y el mercado van tomando conciencia de la situación climática a la que nos enfrentamos. Los productos van migrando a nuevos discursos que incluyen cada vez más y más seres vivos. La ciencia y la tecnología avanzan con el afán de subsanar las problemáticas urgentes, pero aún no son capaces de enfrentar la totalidad de ellas.

Tanto el exceso en el consumo energético como la basura generada por nuevos productos complica alcanzar una solución simple, rápida y fácil. Que insectos, animales y plantas se vean afectados por actividades humanas repercute de forma grave en todo un ciclo de vida que termina donde se genera; en nosotros mismos. La alteración de la luz en los seres vivos que nos rodean resulta implacable, afecta entre otras cosas su orientación, sensibilidad y comportamiento, transforma su vulnerabilidad ante depredadores, reduce su capacidad de comunicación mutua y su reproducción. La polinización de plantas y flores se ve reducida y con eso también la generación de alimentos. Potencializa el aumento de enfermedades por insectos que se mantienen activos más tiempo debido a la luz artificial. Transforma el equilibrio y temperatura de árboles. Afecta el trayecto de aves migratorias por varios kilómetros y genera deslumbramientos en otras especies. Alterar solo uno de los ingredientes de la naturaleza rompe un delicado equilibrio que nos afecta a todos.

Este debate ha permeado diversas esferas. Los hábitos de consumo deben ajustarse a una realidad que implica cambios mucho más drásticos. Que los ámbitos de diseño e iluminación contemplen lo “Natural” es una apuesta también por lo “Humano”, son dos entidades que van de la mano y es un acierto que la industria extienda sus límites a seres vivos de todas las escalas que construyen el equilibrio y la vida de la que también nosotros dependemos. Un acierto que pronto será una necesidad urgente y que continúa generando soluciones por el bien común del planeta, con nosotros incluidos.

Fuentes:

        

https://iluminet.com/etica-falacias-human-centric-lighting-luz-artificial-noche/https://iluminet.com/human-centric-lighting-zielinska/-https://iluminet.com/hay-mucha-desinformacion-sobre-human-centric-lighting-adam-lilien/-https://smart-lighting.es/selux-presenta-circular-light-profiles-alumbrado-armonia-naturaleza/.-https://www.inecol.mx/inecol/index.php/es/ct-menu-item-25/ct-menu-item-27/17-ciencia-hoy/1676-contaminacion-luminica-salud-y-biodiversidad-https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2022/01/el-impacto-de-la-contaminacion-luminica-en-la-fauna-y-la-flora-de-espana

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo