Oscurecer y distorsionar la realidad con luz en el cine de horror

Además de los escenarios y los efectos especiales, hay muchas maneras de crear una atmósfera aterradora en una película de horror, y muchas de ellas tienen que ver con la luz

El miedo es una de las emociones humanas más primitivas y, tratándose del cine de horror, la habilidad de un director -y de un fotógrafo- para generarlo en el espectador debe residir en su capacidad para crear efectos y entornos recurriendo a la aplicación de técnicas y metodologías que construyan un mensaje y un propósito, y muchas de éstas tienen que ver con el manejo de la luz. 

Entre las diferentes formas, una constante en las cintas de horror es la manera en que con la iluminación (por contradictorio que suene) se puede oscurecer o distorsionar la realidad. Ya como parte fundamental de la experiencia cinematográfica, la luz es, junto con la música -y por supuesto con el soporte de un buen guion-, capaz de crear drama, suspenso y, en una palabra, de generar en el espectador ese mood de miedo.

De la historia del cine podemos tomar algunos ejemplos que han marcado la forma en la que se filma el cine de horror para que con la luz -o en muchas veces la ausencia de ésta- se creen sensaciones de terror, por ejemplo, desde los primeros días del expresionismo alemán con películas como El gabinete del Dr. Caligari, de Robert Wiene; o de Nosferatu, de Friederich Wilhelm Murnau, hasta cintas más recientes como Alien, de Ridley Scott, y El proyecto de la bruja de Blair, de Eduardo Sánchez y Daniel Myrick.

Las siguientes son algunas de las técnicas de iluminación más utilizadas en el cine de horror: 

Oscurecer con luz

Contraria a técnicas como el spotlighting, la sobre- exposición, la iluminación directa y la toma a través de objetos, este método no oculta al sujeto dentro de la imagen, sino que los oscurece o difumina. Con esta técnica es posible crear tensión y suspenso en la medida en que el espectador puede ver lo que sucede en la pantalla, y mientras el ojo intenta llenar los espacios intencionalmente vacíos se crea la ilusión de que lo que sucede es en realidad más aterrador de lo que realmente es. 

Distorsión con luz

The sixth sense (1999)

Un efecto ilgualmente útil para generar suspenso se consigue al colocar una linterna debajo de la barbilla. Con éste efecto de iluminación se reproduce una apariencia no natural al distorsionar los rostros en pantalla, incluso aquellos ya reconocidos por el espectador. Para conseguirlo solo hace falta colocar una fuente de luz por debajo del sujeto, la cual puede ser una llama, un reflejo, o incluso un pequeño haz de luz. 

Iluminar desde atrás 

        
Blood simple (1984)

No es un recurso exclusivo del cine de horror pero puede ser usado para producir escenas con un toque extra estremecedor, capaz de añadir un sentido de misterio a la escena o a un sujeto en particular. Para conseguir este efecto lo único que se requiere es colocar una fuente de luz detrás del sujeto. 

Sobreexposición

Rec (2008)

¿Que sería de las películas de horror sin ese momento en el que el sujeto se adentra en la oscuridad y de pronto, iluminado de forma repentina, aparece algo aterrador? Este tipo de iluminación puede construir momentos de tensión en el espectador, que explora junto con el sujeto en pantalla una escena a oscuras. Para conseguirlo basta exponer la toma, de manera que todo lo que rodea al círculo de luz se encuentre en completa oscuridad. 

Rojo saturado

       
Inside out (2016)

Este tipo de iluminación se ha utilizado con frecuencia en el cine de horror y videojuegos. Agrega una sensación de peligro que se puede acentuar al combinarse con otro color saturado. Esta iluminación generalmente se construye añadiendo gelatinas de color rojo a las fuentes de luz, sin embargo vale tener en cuenta que éstas reducen la iluminación hasta en un 50%. 

Sombras alargadas

The Exorcist (1973)

Imposible no pensar en Nosferatu. A través de este efecto es posible agregar un toque de suspenso y de peligro inmediato, pero sin revelar demasiado ante el espectador. Para conseguirlo se pueden emplear diferentes técnicas, por ejemplo usando una fuente de luz directa que produzca la forma y sombra en contraste adecuado. 

Nosferatu (1922)

Al final, las técnicas anteriores son solo una manera de manipular las sombras. Con frecuencia, los directores recurren al manejo de sombras porque las personas las asocian con elementos de terror. Se trata finalmente de un manera de crear sensaciones,evocando el miedo en el espectador, el miedo que un monstruo por sí solo no podría conseguir.

Fuentes:

https://nofilmschool.com/2016/10/8-spooky-lighting-techniques-you-can-use-your-horror-film

https://repository.library.northeastern.edu/files/neu:cj82n5571/fulltext.pdf

http://www.speirsandmajor.com/thinking/light_and_horror

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo