KNX, un estándar mundial para mejorar el consumo energético

El protocolo permite controlar cualquier elemento de una construcción y reducir consumos energéticos, además de beneficiar económicamente a propietarios, diseñadores y programadores.

Protocolos de Comunicación

La eficiencia energética en las edificaciones se ha convertido en parte fundamental del proyecto arquitectónico. Ahora no es exclusivo de grandes construcciones, ya que el uso eficiente de las energías tiene muchas motivaciones, además de las contribuciones ambientales que puede tener. Por ejemplo, para los inversionistas o propietarios, siempre es fundamental tener claros los costos, así mejorar el uso energético tiene como una de las grandes ventajas ahorrar dinero al disminuir los consumos.
Las edificaciones representan 40% de la energía total de las ciudades, por ello son elementos de gran potencial para la reducción de consumos.

Para contrarrestar el gasto excesivo y costos elevados, existen muchos sistemas de control que ayudan a hacer uso eficiente de la energía. En iluminet hemos hablado de varios de ellos (sistemas de control), pero existe uno que ha cobrado fuerza en los años recientes, el protocolo KNX, que promete una reducción del consumo energético de la siguiente manera:

  • Hasta 40 % en persianas
  • Hasta 60 % en iluminación
  • Hasta 50 % en control zonificado
       

Pese a que son los aspectos en que se hacen mayor énfasis, es un sistema que abarca mucho más, puede ser control de riego, sensores de movimiento, entre otros.

¿Qué es KNX?

KNX es un estándar a nivel mundial para el control de viviendas y edificios, una de sus grandes ventajas se debe a que es un sistema descentralizado, es decir, no cuenta con un cerebro en el que se procese toda la información. Además, el protocolo es regido por la KNX Association, organismo encargado de promover el uso y certificar productos que cumplan con los requerimientos para poder ser parte del sistema. Esto significa que es abierto y a través de él pueden convivir diversas marcas.

Antes de comercializar un producto, la KNX Association se asegura de la compatibilidad con el protocolo.

Cabe mencionar que la asociación cumple varias funciones y es formada por varios tipos de miembros:

  • Fabricantes. Responsables de diseñar productos compatibles con el protocolo.
  • Partner. Es la persona certificada para programar y especificar los productos KNX; existen tres tipos: principiante, avanzado y tutor.
  • Centros de formación. Son lugares que cumplen con las características para impartir los cursos requeridos para certificarse como Partner KNX.
  • Socios científicos. Pueden ser universidades o institutos dedicados a la investigación KNX.

Alrededor del mundo cuenta con más de 70,000 KNX Partner y 400 fabricantes. Lo que hace de este sistema una de las opciones más completas.

       

En México existen 155 KNX Partner y un socio científico, el ITESM, donde se han realizado diversos estudios y pruebas, uno de ellos “Domótica emocional”, de acuerdo al sitio oficial. Además en busca de cumplir uno de los objetivos de la asociación, que es difundir la información, en Junio de 2019 se llevó a cabo el primer “KNX Days: México”, un foro dedicado a la exposición del sistema con diferentes enfoques.

El protocolo es bastante robusto, pero enlistaremos los elementos más importantes:

  • ETS (Engineering Tool Software). Es el programa en el que se realiza la configuración de los componentes del sistema. También es independiente de los fabricantes y los productos que cumplan con con la certificación deben desarrollar el archivo para poder ser ejecutado.
  • Sensores. Son los elementos en los que se indica o llama alguna acción. Pueden ser botoneras o sensores de movimiento.
  • Actuadores. Son aquellos que ejecutan lo que se recibe a través de los sensores.
  • Par trenzado (cable). Es uno de los medios de comunicación del sistema y también el más utilizado, los otros son radiofrecuencia e IP.

Con los elementos anteriores es posible lograr una eficiencia energética en casi todos los componentes de una edificación. KNX permite el control de los elementos más comunes, como iluminación (es posible controlar 0-10V, DALI, DMX, Corte de fase, entre otros), climatización, audio y video, persianas, puertas, alarmas, electrodomésticos o riego. Pero no son los únicos, ya que entre los actuadores existen dispositivos llamados “entradas binarias” que abren la posibilidad a enlazar cualquier componente.

Cabe mencionar que cada marca desarrolla sus propios equipos de acuerdo a sus necesidades, por eso es un protocolo interoperable.

La certificación KNX brinda herramientas que enriquecen a los proyectos arquitectónicos y es útil tanto para diseñadores de iluminación como para instaladores o programadores, ya que no está centrada en la especificación. Contempla instalación, así como conexión y programación del protocolo.

Para ser “Partner KNX” es necesario cumplir con el curso previo y aprobar el examen teórico-práctico. De esta forma se recibe el certificado en línea emitido en Bélgica por la KNX Association.

Si desea información sobre los socios KNX en su país, visite la página oficial.

Y tu, ¿Qué opinas?

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo