La luz como cincel en la obra arquitectónica de Louis Kahn

«Los espacios, fachadas y muros se transforman con la luz como si fueran lienzos vacíos que esperan los poemas del sol»

El 20 de febrero de 1901 nació en Estonia el afamado arquitecto Louis Kahn. Emigró a Estados Unidos y estudió en la Universidad de Filadelfia para después colaborar con colegas como Josef Hoffman y Paul P. Cret.

En su complejo proceso creativo desarrolló obras inspiradas en el trabajo de Le Corbusier y en el mundo antiguo. Ruinas traídas al presente en composiciones que enaltecen al silencio y a la tranquilidad. Un creador que tenía especial predilección por la luz y por su especial capacidad de definir al edificio. Una mente privilegiada que entendía la luz artificial como un momento fugaz y la luz del día como un componente cambiante a cada hora y en cada estación del año, ente dinámico que transforma la materia y el espacio.

Como otros grandes arquitectos incorporó en su ejercicio profesional a la docencia, la escritura y las conferencias en donde traducía a palabras lo que construía en el terreno.

Su obra no fue extensa, pero si muy significativa. Kahn marcó a toda una generación con geometrías simples pero profundas. Un arquitecto que sigue siendo un claro referente para estudiantes y profesionales que continúan desmenuzando con lupa sus composiciones magistrales.

Biblioteca de la Phillips Exeter Academy

El proyecto de la Biblioteca y comedor para la escuela preparatoria Phillips Exeter en New Hampshire se desarrolló entre 1966 y 1968. Es un edificio de gran escala y austeridad que genera una atmosfera adecuada para la lectura y el análisis. Aquí el objetivo era mostrar una propuesta que contrastara con los edificios históricos del campus.

Su planta cuadrada se subdivide así misma y genera al centro un enorme cubo vacío. El exterior del recinto se compone de ladrillos y una entrada sobria. El interior resulta en una orquesta de formas circulares y triangulares envueltas en concreto y madera. En la parte superior la cubierta permite una elegante entrada de luz que construye un espacio atemporal único.

La iluminación afecta la percepción, las formas y la gravedad. Un recinto que invita a la reflexión y al estudio. Formas sólidas, precisas y simples que hablan del espíritu humano y de la sutileza en que la luz y el exterior dialogan en lenguajes de sombra y contraste.

Vista Interior – Biblioteca de la Phillips Exeter Academy

Salk Institute

El edificio del Salk Institute se edificó entre 1959 y 1965. Se encuentra ubicado en La Jolla, California. Se trata de un enorme complejo de laboratorios que se levanta en 2 conjuntos simétricos generando un patio al centro. De nuevo el vacío es un elemento más de la composición que a su vez permite dirigir el fluir de una delgada línea de agua en el piso. Los edificios tienen 6 niveles y cumplen un programa arquitectónico de laboratorios y áreas complementarias. El edificio también se compone de espacios subterráneos que cuentan con patios de iluminación para acceder a la luz solar.

El conjunto se viste de concreto, madera, acero y cristal. La orientación de los edificios dirige la vista hacia el mar. La simetría y escala enmarcan un patio que resulta ser un elemento compositivo importante. Los muros buscan la luz y giran creando sombras que muestran el movimiento del sol. De nuevo los contrastes recuerdan que el recinto vive y se transforma a cada hora. Una danza de líneas que dibujan patrones en un patio dividido por agua.

Vista Exterior – The Salk Institute The Salk Institute (Naquib Hossain/Flickr)

Edificio del Parlamento Nacional (Jatiyo Sangsad Bhaban)

Este imponente edificio se encuentra ubicado en Dhaka, la capital de Bangladesh. En su interior se agrupan 7 parlamentos, tiene unos 800,000 metros cuadrados y una escala, equilibrio y belleza únicas. Ha sido premiado y publicado en gran cantidad de revistas y libros de arquitectura. Como toda gran obra ha sido polémica, pero con el tiempo ha sido aceptada y revalorada.

Enormes muros de concreto se elevan con aberturas geométricas. La masa de un enigmático recinto parece flotar sobre un gran lago artificial. El edificio de 7 pisos se ilumina de forma cenital como ya es costumbre en los proyectos de Louis Kahn. Compuesto de concreto y ladrillo el edificio elimina las columnas y permite el libre paso del aire. Un proyecto que enmarca el paisaje y de nuevo hace presente al tiempo con el suave deslizar de las sombras en sus sinuosas geometrías sólidas. La luz le brinda fuerza a un edificio que parece eterno.

Vista Exterior – Edificio del Parlamento Nacional

La arquitectura de Louis Kahn parece siempre haber estado ahí, los espacios, fachadas y muros se transforman con la luz como si fueran lienzos vacíos que esperan los poemas del sol. La sombra y la penumbra son el sello que construye atmosferas, sensaciones y misterios. Un maestro sin igual de la arquitectura, del espacio y de la luz.

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo