Libertad entre líneas

La nueva luminaria Libera reconceptualiza el diseño de la luz lineal con su composición dinámica.

Las luminarias lineales se han convertido en uno de los diseños más estéticos y visualmente atractivos en los últimos años. Su armonía con el contexto en que se instale es esencial y, como todas las luminarias, cumple un propósito específico. El diseño de las luminarias lineales se ha visto obstaculizado por constar de una sola pieza, sea ésta completamente recta o algunas con formas curvas en una dirección. La respuesta original a esta limitación fueron los sistemas de iluminación modular, que podían conectar varias piezas juntas por medio de uniones específicas que ponen en un plano perpendicular varias fuentes de luz.

Recientemente, el reconocido diseñador Maurici Ginés, fundador de Artec Studio, en colaboración con la marca italiana iGuzzini, han creado una novedosa luminaria como parte de un nuevo concepto de la luz lineal: Libera.

Esta nueva luminaria consta de tres elementos básicos en su diseño: la barra de luz, la base y las articulaciones, capaces de girar 360° para adaptarse a cualquier espacio y contexto, además de poder armar cualquier tipo de sistema que el usuario desee o requiera. Esta amplia gama de posibilidades origina un concepto de diálogo entre la luminaria, el lugar de instalación y las personas que la utilizan.

El diseño de Libera esta hecho de latón, material que refleja la luz de forma idónea. Además, un solo driver basta para tener un sistema de 15 m de longitud. La complejidad de la composición puede ser desde la más alta hasta un sistema simple de un solo componente lineal. También, el mismo diseño contempla dos perfiles, mismos que se basan en las ópticas de la luminaria, pues si ésta se desea como elemento decorativo, el perfil será luminoso; por otro lado, si la óptica es un elemento funcional, el perfil será oculto. Del mismo modo, Libera puede ajustarse para obtener luz directa o luz indirecta.

Perfil luminoso (izquierda) y perfil oscuro (derecha)

Libera puede utilizarse de tres formas principales: como luminaria suspendida (sospensione), colocada sobre un muro (parete) y como lámpara de piso (piantana). Esta flexibilidad dada por sus tres elementos básicos permite que cualquiera que sea la disposición deseada, se puedan construir los gráficos de luz con geometría flexibles y escénicas a la vez que el diseño expresa una sensación de unión y continuidad.

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo