Luz dinámica, primera parte: Un blanco cambiante

Los productos white-tunable permiten que una luminaria cambie su temperatura de color en un rango de los 2700K a los 6500K

 

Fotografía: hfmmagazine

Las luminarias con la capacidad de ofrecer luz de varios colores (luz dinámica) han estado en el mercado de la iluminación arquitectónica desde los primeros días de la iluminación LED; sin embargo, su eficacia, sus colores, los controles y sus capacidades han mejorado desde entonces.

Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, los productos con iluminación dinámica pertenecen a tres grandes grupos: White tuneable, dim to warm y full color tuneable, dependiendo de sus características. Dentro de este artículo abordaremos solamente la primera; no obstante, en próximos artículos trataremos las otras dos categorías.

Algunos de los productos con iluminación dinámica, también llamados “white-tunable“, “blanco dinámico” o «Kelvin changeing”, tienen dos tiras de LEDs ajustables con revestimiento de fósforo (PC): una con un color blanco cálido (usualmente alrededor de 2700K) y la segunda con un color blanco frío (5000K a 6500K). Al elevar y bajar individualmente la salida de las dos tiras de LED, se pueden crear tonos de blancos entre las dos temperaturas mencionadas.

Fotografía: hfmmagazine

Existen otros productos de mayor calidad que utilizan multi-chips combinados, una fórmula que pudiera resultar en un rendimiento mas alto que las tiras LED convencionales. Gracias al reducido tamaño de los chips es posible contar con equipos compactos, por lo que ahora se encuentran downlights y sistemas lineales que utilizan esta tecnología.

Es importante señalar que no todas las mezclas “white-tunable” requieren un rango completo de tonos blancos. Los esquemas blancos ajustables complejos deberían ser  capaces de llamar a cualquier temperatura de color dentro del rango de mezcla. Algunos clientes exigen temperaturas de color específicas, a menudo las que están disponibles comercialmente, como 3000K, 4000K, 6500K. Si ese es el caso, entonces puede ser más simple -y más barato- considerar tener tres canales de iluminación funcionando por separado en un mismo espacio.

Los controles son un elemento crítico en los sistemas white-tuneable. Los productos más exitosos tienen algoritmos inteligentes para cambiar de una temperatura de color correlacionada (CCT, por sus siglas en inglés) a otra sin duplicar los niveles de luz en los rangos medios. Estos algoritmos están incorporados al controlador o una interfaz entre el control y el driver. Un sistema white-tuneable requiere una potencia separada para el driver del LED y otra para la señal de control, por lo que es común ver un regulador para cada señal: uno para el nivel de potencia y de intensidad, y otro para el color. Los dos controles independientes también se pueden combinar en una interfaz que tiene botones separados para controlar el color y la intensidad independientemente.

Fotografía: invisua

Funciones

  • Proporcionar mayor o menor temperatura aparente a una habitación.
  • Combinar con los acabados de una habitación.
  • Cumplir con las preferencias de un usuario específico.
  • Simular la luz del día o la luz de las velas para establecer un estado de ánimo.
  • Ayudar con el control del comportamiento. Algunos estudios sugieren que el color y la intensidad de la luz pueden ser modificados para calmar, revitalizar, o concentrar la atención de las personas.
  • Apoyar el sistema circadiano humano. La luz juega un papel clave en el establecimiento y regulación del reloj biológico del cuerpo. Tanto la intensidad como el contenido espectral de la luz pueden usarse para estimular o suprimir la secreción de melatonina y otras hormonas que a su vez afectan nuestro estado de ánimo, estado de alerta y salud.
  • Corregir el ciclo circadiano. Variar el color y la intensidad de la luz puede ser utilizado por los profesionales médicos para tratar trastornos del sueño y otras condiciones.

Posibles desventajas de White-tunable

  • El cableado de las luminarias y los controles ajustables en blanco puede ser más complejo de lo requerido para luminarias LED de color fijo.
  • Mientras que la eficacia de los sistemas de LED white-tunable es más alta que los sistemas de ajuste full-color tuning, es aún menor que la de los LED blancos fijos.
  • La reproducción de color puede verse comprometida. Los productos más baratos pueden anunciar un buen desempeño de color en los extremos de la gama disponible, donde la luz se está suministrando desde el canal caliente o frío, pero no hay certeza de que la luz mezclada tenga un CRI recomendado.

[box type=»shadow»]Ayúdanos con tus respuestas:
[one_half]Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.[/one_half]
[one_half_last]Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.[/one_half_last]
[/box]

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo