Pasajes de luz de James Turrell: Luz y color perfectos en el tiempo y el espacio

Recorrimos otra gran pieza inmersiva para poner en el radar el light art

Dejar las cosas en la entrada, no fotos, fuera zapatos; además de un “el artista recomienda no hablar mientras permanezcan en la obra”, fueron las instrucciones que recibimos al entrar a la sala 1 del Museo Jumex , donde la primera estructura turrelliana, Ganzfeld, nos llevó a un encuentro con nosotros mismos a través de la luz. 

Al entrar solo existe el espectador y la pieza. Todo lo demás no importa. James Turrell propone ignorar el mundo y disfrutar lo que nos presenta.

Afuera la luz de sol era intensa, volviendo necesario el paso por un túnel sin gota de luz, para que el ojo percibiera desde cero esta nueva iluminación artificial, mientras que al interior un grupo de personas alineadas, de espaldas a nosotros, contemplan con mayor intensidad el espacio perfecto. La luz aclarará todo. 

James Turrell Ganzfeld “Aural”, 2018 © James Turrell Foto: Florian Holzherr

Entonces entendimos que era necesario que los zapatos permanecieran afuera, pues el lugar exige un blanco impecable para crear la iluminación perfecta. Además, la forma de encender el contenedor, la textura, la ausencia de esquinas, así como el color, también eran claves para que aquello funcionara.

       

Al entrar a la caja los cuestionamientos comenzaron: ¿cómo es posible tal iluminación?, ¿por qué una vez adentro no existen sombras?, ¿de dónde viene esta pieza? Y luego, cuando las curvas en las que terminan los muros y pisos provocaron perder el sentido de cercanía con los objetos, nos preguntamos si aquello era algo similar a lo que el piloto veía en sus vuelos al atardecer y anochecer.

¿Qué pretende mostrarnos el artista con esto? ¿Son sus viajes un desahogo del mundo? Solo, alejado, silencioso, apartado. ¿Realmente soy solo yo en este momento?

En ese sutil juego de luces de forma gradual el azul se convertía en verde y el verde en amarillo. Así hasta que la sala se llenaba de morado. ¡Qué hubieran dicho nuestras pupilas si pudieran hablar! 

Hasta antes de entrar creíamos conocer todos los colores, pero James Turrell los llevó a un tono desconocido y perfecto (porque no hay otra forma de llamarlo) que jamás habíamos visto. En la obra cada color puede ser visto por unos segundos, y tal como sucede con las sorpresas de la naturaleza solo duran un instante, tras el cual al intentar captarlos desaparecen mientras buscamos los dispositivos en los bolsillos. 

Descansamos los ojos un momento para ingresar nuevamente a otro nivel de Pasajes de luz, donde varios cuadros con fondo negro nos invitaron a descifrar lo antes visto. ¿Eran puertas o todo era ilusión óptica? Tal vez era iluminación dirigida hacia una esquina y esto la deformaba. Sin embargo, tras meditarlo un poco, los últimos cuadros rompieron cualquier hipótesis. Eran láminas iluminadas. O tal vez no.

Squat Blue de la serie Projection Piece, 1968 La Colección Jumex, México

Al continuar nuestro recorrido no dejamos de sorprendernos, y en una tercera parte de la exhibición dos grandes rectángulos flotantes e iluminados a ambos extremos de la sala nos recibieron. Más adelante pequeños hologramas nos pusieron a jugar; y, por último, una pieza ovoide que cambiaba gradualmente causó hipnosis al contemplarlas desde la banca dispuesta frente a ella. 

        

Invitamos al lector a vivir esta exposición y a plantear nuevos cuestionamientos. James Turrell consiguió su objetivo al motivar una meditación acerca de los límites y la percepción del espacio. 

La exhibición permanecerá abierta hasta el 29 de marzo de 2020 en el Museo Jumex. 

Adquirir boletos: Boletia

[box]Acerca del artista:

James Turrell es un reconocido arquitecto nacido en Los Ángeles, California. Conocido dentro de su círculo más cercano como uno de los grandes exploradores de las artes contemporáneas en el uso de la luz.

La luz es el elemento esencial de su arte, la propuesta arquitectónica envuelve al espectador en una ilusión pues su obra crea un espacio apto para la introspección a partir de espacios sencillos en los que la luz es el único protagonista. El estilo de Turrell se acerca al Land Art que surgió como corriente durante la década de los sesenta, dicho estilo utiliza espacios naturales que son transformados por el artista. Esta corriente busca lugares que comúnmente se encuentran lejos del glamour de las galerías. 

Conoce más: James Turrell[/box]

Por: Ivonne Galicia y Toño Arellano

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo