¿Qué elementos influyen para acceder a una certificación de cielos oscuros?

El cambio a luminarias LED de 2200K en el pueblo de Lanuza es un ejemplo de mejora en comunidades con potencial de turismo de estrellas.

El proyecto de renovación integral del alumbrado en Lanuza, a 1265 metros de altitud en el Valle de Tena (Huesca), representa un hito significativo en la búsqueda de eficiencia energética y calidad lumínica en un entorno montañoso singular. En colaboración con ATP Iluminación, el municipio de Lanuza ha llevado a cabo una transición exitosa hacia la tecnología LED, asegurando una iluminación óptima y sostenible para sus habitantes y visitantes.

Con este proyecto, ATP continúa su campaña de renovación y actualización de alumbrado público en el Pirineo aragonés, donde ya ha realizado actuaciones, entre otros enclaves destacados, en Villanúa y Castiello de Jaca.

Sobre Lanuza

Lanuza, ubicada en Huesca, España, emerge como un enclave único en el Valle de Tena. Su historia, marcada por la resiliencia y la renovación, la convierte en un destino emblemático en los Pirineos aragoneses. Tras décadas de esfuerzo comunitario, Lanuza ha renacido, convirtiéndose en un refugio de belleza natural y tranquilidad para residentes y viajeros por igual. Además, el reconocido Festival Pirineos Sur ha consolidado su posición como destino cultural de renombre internacional.

Detalles del proyecto

La renovación del alumbrado en Lanuza ha sido un proceso cuidadosamente planificado y ejecutado. La sustitución de las luminarias existentes por los modelos clásicos Villa XLA de ATP Iluminación en LED, con una temperatura de color ultracálida de 2200 K, ha marcado un paso crucial hacia la eficiencia energética y la mejora estética del pueblo. Se instalaron, además, luminarias Metrópoli LP, de un estilo más contemporáneo, para iluminar las travesías de acceso a la localidad.

La decisión de optar por ATP Iluminación se basó en la durabilidad comprobada de sus productos, respaldada por una garantía de 10 años incluso en condiciones climáticas adversas. Las anteriores luminarias de descarga (vapor de sodio a alta presión), también de ATP, se encontraban en perfecto estado estético y de funcionamiento tras cerca de 20 años de servicio. El municipio estaba muy satisfecho con la resistencia y fiabilidad a largo plazo del producto en un entorno tan exigente, por lo que optaron de nuevo por las soluciones ATP.

Asimismo, la inmunidad a las sobretensiones y la capacidad para mantener la estética del entorno, con sus características casas de piedra, fueron aspectos fundamentales en la elección de las luminarias.

La envolvente polimérica del alumbrado ATP es inmune a la corrosión y extremadamente resistente a las inclemencias del tiempo.
El uso del Difusor Confort®, patentado por ATP, proporciona una experiencia visual óptima, cómoda y sin deslumbramientos.

Resultados y beneficios

El proyecto ha generado beneficios tangibles y significativos para Lanuza. La transición a LED ha permitido un ahorro energético superior al 70 %, contribuyendo así a la sostenibilidad ambiental y económica del municipio. Además, la mejora en la calidad lumínica, gracias a la tecnología LED y al uso del Difusor Confort®, ha proporcionado una experiencia visual óptima y más cómoda para residentes y visitantes.

La temperatura de color ultracálida 2200 K de ATP, por su parte, emite un flujo radiante espectral de azules de sólo 1,28 % (longitudes de onda inferiores a 440 nm). Esto contribuye a la preservación de la oscuridad del cielo nocturno en el sensible entorno del Pirineo aragonés. Aquí es importante destacar que una misma temperatura de color cálida puede tener diferencias en el porcentaje de componente espectral azul de hasta un 45 % dependiendo del fabricante. ATP se asegura de que sus temperaturas de color ultracálidas, como el 2200 K, tengan los índices más bajos de azules del mercado. Asimismo, el 2200 K de ATP logra una reproducción fiel y natural de los colores, con un índice de reproducción cromática superior a 70.

La temperatura de color ultracálida 2200 K de ATP emite un flujo radiante espectral de azules de sólo 1,28% (longitudes de onda inferiores a 440 nm), lo que contribuye al bienestar de la fauna local.

La combinación de un bajo índice de azules con una potencia adecuada y un direccionamiento óptimo de la luz para evitar la sobreiluminación hacen posible que los municipios que se decantan por este tipo de proyectos, como Lanuza, puedan acceder a certificaciones de calidad del cielo, entre ellas Starlight. La integración de tecnología innovadora con el respeto por la estética y el ambiente cálido de Lanuza ha sido clave para el éxito de la renovación lumínica.

Financiación y colaboración

El proyecto en Lanuza se ha llevado a cabo con fondos europeos del programa Desarrollo Urbano Sostenible 5000 (DUS 5000), gestionados por el IDAE. Esta colaboración entre entidades públicas y privadas ha demostrado ser fundamental para impulsar la modernización responsable y el desarrollo sostenible en la región del Pirineo Aragonés.

La renovación lumínica en Lanuza representa un ejemplo inspirador de cómo la innovación tecnológica puede fusionarse armoniosamente con la preservación del patrimonio y la calidad de vida de una comunidad.

El proyecto en Lanuza se ha llevado a cabo con fondos europeos del programa Desarrollo Urbano Sostenible 5000 (DUS 5000), gestionados por el IDAE.

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo