Simon revalida el Sello Hecho en México

iluminet es posible gracias al apoyo de

El logotipo da valor a los productos a nivel mundial y abre la posibilidad de la generación de empleos en el país

El Sello Hecho en México es el distintivo oficial que identifica a los productos fabricados y producidos en nuestro país, y garantiza la calidad con la que serán reconocidos en el mundo. Lo otorga la Secretaría de Economía del gobierno mexicano a quienes cumplen con una serie de requerimientos y/o certificaciones que avalen su calidad.

Desde 2017, Simon cuenta con el sello Hecho en México en sus luminarias WX2 56Y Tau, Enif, Kuma y Nath. En 2020, la Secretaría de Economía reguló el uso del logotipo a través de un manual gráfico y para poder seguir contando con esta certificación, las marcas interesadas debieron pasar por una serie de auditorías.

Las luminarias de Simon realizaron diversas pruebas en las que se evaluaron los materiales empleados para su fabricación, cuáles de éstos son mexicanos o importados. Además, se entregó la documentación necesaria y se comprobó que los proveedores eran nacionales. Finalmente, se acreditó a Simon como una marca cuyos productos están conformados principalmente por materiales mexicanos y se le actualizó el derecho a usar el Sello Hecho en México.

Simon hace uso del logo en etiquetas, empaques y productos, según lo indica el manual de uso gráfico del Sello Hecho en México. Para seguir utilizándolo deberá renovar la acreditación cada 2 o 3 años comprobando que los productos mantienen la calidad y siguen siendo conformados principalmente por materiales mexicanos.

De acuerdo al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, una marca debe ser administrada adecuadamente para que los consumidores la relacionen con un producto o servicio de calidad, así la marca Hecho en México es un distintivo de excelencia para los productos nacionales.

Cabe destacar que hasta hace unos años para obtener el derecho de uso del emblema únicamente se presentaba una solicitud ante la Secretaría de Economía, la cual emitía una autorización. Ello propició que muchos productos en el mercado nacional usen el Sello pero no están certificados, es decir, no han cumplido con un proceso para determinar que efectivamente los productos son producidos y fabricados en México, y sus proveedores son también nacionales.

El Sello Hecho en México no solo reconoce un buen producto mexicano, incluso en el extranjero, también sirve para la generación de empleos, resaltar la calidad de la mano de obra mexicana y hacer uso de los materiales de proveedores mexicanos, valores que Simon impulsa como una empresa establecida en el país, y que le representa una apuesta a largo plazo.

[box]“Hecho en México” tiene su historia. Durante el sexenio del presidente Luis Echeverría (1970-1976) se lanzó la campaña “Lo hecho en México está bien hecho”, con el objetivo de mejorar la calidad de las producciones nacionales para competir en el mercado internacional y enfrentar la crisis económica de la época. En 1978 se publicó por primera vez en el Diario Oficial de la Federación emblema “Hecho en México”, con la finalidad de distinguir a los productos fabricados dentro del país.[/box]

Deja un comentario