Studio DRIFT: arte lumínico que alumbra las propiedades ocultas de la naturaleza

DRIFT une al público, el espacio y a la naturaleza en la misma frecuencia, al brindar experiencias que incitan a conectar con el planeta.

Los artistas holandeses Lonneke Gordijn y Ralph Nauta iniciaron un viaje creativo en 2007 al fundar el destacado Studio DRIFT. Ahora, con un equipo multidisciplinario de 65 individuos, el estudio trabaja en la creación de esculturas, instalaciones y experiencias inmersivas.

DRIFT manifiesta los fenómenos y las propiedades ocultas de la naturaleza mediante el uso de la tecnología con el fin de aprender de los mecanismos fundamentales de la Tierra y restablecer nuestra conexión con ella. Con profundidad y simplicidad, las obras de DRIFT iluminan las estructuras hechas por el hombre y las creadas por la naturaleza a través de procesos deconstructivos, interactivos e innovadores. Los artistas plantean preguntas fundamentales sobre qué es la vida y exploran un escenario positivo para el futuro.

Cada obra tiene la capacidad de transformar el espacio. DRIFT une al público, el espacio y a la naturaleza en la misma frecuencia, al brindar experiencias que incitan a conectar con el planeta.

Una de sus piezas “Breaking Waves”, se llevó a cabo en conmemoración del quinto aniversario de la Elbphilharmonie de Hamburgo el 28 de abril de 2022. Studio DRIFT realizó un performance de luces donde utilizaron 300 drones iluminados que participaron en un deslumbrante espectáculo de luces.

Los drones danzaron alrededor de la Elbphilharmonie y realzaron la arquitectura del lugar. El público tuvo la oportunidad de experimentar con la obra de arte luminosa en movimiento de forma gratuita desde cualquier lugar alrededor del edificio. “Breaking Waves” hace énfasis en la misión de DRIFT de llevar al arte a espacios públicos para una audiencia diversa. La creación de instalaciones físicas permite a los espectadores experimentar y palpar el arte con todos sus sentidos. 

Otra de sus piezas titulada “Social Sacrifice”, se presentó para la Bienal de Venecia en 2022, la cual fue su primer performance aéreo de drones en interiores. Esta obra involucró la participación de 100 drones y fue producida por Drope Stories y SKYMAGIC y fue comisionada por Aorist y Ocean Space de la TBA21- Academy. 

       
        

Se inspiraron en la inteligencia colectiva y la cooperación exhibida por los cardúmenes de peces cuando enfrentan a un depredador, debido al comportamiento adaptativo que conduce a la resolución de problemas en circunstancias inciertas. Para DRIFT, estas percepciones de la naturaleza ofrecen pistas sobre cómo solucionar los desafíos que enfrentamos en la actualidad, desde la pandemia hasta el cambio climático y los conflictos geopolíticos. 

“Social Sacrifice” dio vida a una escuela voladora de peces artificiales que “nadaron” a través de la Iglesia de San Lorenzo del 20 de abril al 1º de mayo del 2022. Sobrevolando a la audiencia, los drones danzaron y lucharon entre sí, con movimientos acentuados mediante luz y color. Cada dron cuenta con su propia fuente de luz y representaron los “drones depredadores” en todo y la escuela de peces en blanco. La intensidad de la luz se ve influenciada por la densidad del grupo: más brillante e intensa cuando están más juntos, más tenue y ligera cuando se dispersan. 

En el año 2021, DRIFT presentó “Coded Coincidente” una instalación lumínica alimentada por radio y controlada por el viento. La pieza, con dimensiones de 10.3 metros de longitud, 3.8 metros de ancho y 6 metros de altura, fue una experiencia fascinante donde el público quedó hipnotizado por multitudes de luces centelleantes. Estas luces siguieron el patrón de vuelo de las semillas de olmo, guiadas por las fuerzas del viento cada primavera.

La instalación destacó los caminos casuales e inesperados de estas “semillas bailarinas”, al explorar la necesidad y belleza de la coincidencia y su papel esencial en nuestros procesos evolutivos. Al manipular el movimiento original de las semillas para realizar una coreografía basada en su patrón de vuelo natural, la obra brindó una experiencia esférica, presentada en una situación aislada para simular el poder y la voluntad de la naturaleza. 

El tamaño, peso y forma de las semillas fueron diseñados por la naturaleza para flotar en la corriente de aire más ligera y buscar un lugar para sobrevivir y dar origen a una nueva vida. El objetivo de la pieza es comprender el comportamiento de este fenómeno natural para su aplicación en el ámbito humano. 

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo