Switch: la nueva sede corporativa de Simon en Barcelona

La transformación que llevó a cabo el proyecto de rehabilitación, adecuó el edificio de la fábrica del Poblenou en un espacio eficiente, innovador y tecnológico.

Lo que durante medio siglo había sido la fábrica de producción de Simon, el edificio ubicado el barrio del Poblenou, Barcelona, se ha transformado en su nueva sede corporativa con el nombre de Switch. Es importante mencionar los cambios que el barrio ha presagiado desde el siglo XX a la actualidad, pues el edificio ha sido testigo de la transformación de una época industrial a una época tecnológica.  

El proyecto de rehabilitación y remodelación del edificio, lo llevaron a cabo: el despacho b720 Arquitectos, Katty Schiebeck en el interiorismo de las oficinas, Antoni Arola en la concepción del showroom, y Michela Mezzavilla en el diseño de iluminación.

En palabras de Inma Ruiz, Global Brand & iO Ecosystem Chief Officer de Simon, «Switch es concebido como un Smart-building, que garantiza una eficiencia energética y otorga autonomía a los empleados, gracias al uso de tecnologías de digitalización en espacios y servicios, por medio de una gestión centralizada».

El líder del despacho de arquitectos b720, Fermín Vázquez, contempló la entrada de luz natural que la estructura del edificio ofrece, y, a través de un estudio del espacio, adecuó un elemento técnico: un casete  como mecanismo complejo y tecnológico, con cerramiento de vidrio, que optimiza la entrada de radiación solar. 

Uno de los objetivos de la edificación de Switch, es la de ser un ejemplo frente al medio ambiente. Debido a que, cuenta con el sello LEED Platino, que certifica al edificio de eficiente y sostenible. Asimismo, la certificación WELL asegura el bienestar de los empleados. Por lo que, el proyecto cuenta con una calificación energética A, con equipamiento de placas fotovoltaicas, y asegura un mínimo consumo energético, gracias a Districlima, la red de producción de temperatura centralizada en el distrito 22@. Sin olvidar la certificación Cradle to Cradle, que acredita que la mayoría de los acabados son de bajas emisiones. 

La iluminación del proyecto se llevó a cabo con productos de Simon, y la diseñadora de iluminación, Michela Mezzavilla, quien es cofundadora del estudio MMAS Lighting, fue la encargada de vehicular las aportaciones y conceptos propuestos por los participantes del proyecto: colaboración, bienestar, sostenibilidad e innovación.

Se optó por una iluminación funcional, ambiental y simbólica, que crea ambientes acogedores. Al igual que por una intervención lumínica lineal en los pilares del edificio, la cual crea una segunda estructura de luz. Entre otros aspectos, Switch acogerá eventos tecnológicos y culturales que integren expresiones artísticas de la luz. 

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo