¿Cómo visualizar la iluminación adecuada para un espacio sin estar en él?

Aunque en muchos casos el uso de simulaciones ofrece información precisa respecto a los cálculos lumínicos, en el uso de herramientas digitales existen aún ciertas dificultades para otorgar un valor a la experiencia de usuario

Al realizar un diseño de iluminación hay casos en los que no es posible experimentar de manera realista los efectos de una iluminación sino hasta que la misma está concluida. Esto representa una desventaja en el proyecto al aumentar el riesgo original de un proyecto, sin mencionar que en muchos casos puede llegar a afectar la ejecución del diseño de iluminación.

Para evitar los problemas antes mencionados existen en el mercado diversas herramientas tecnológicas que ofrecen ayudar al profesional de iluminación a realizar visualizaciones y cálculos, pero pocas están directamente enfocadas en generar interacciones en tiempo real con el usuario.  

Respecto a las que sí consiguen integrar los elementos necesarios para cambiar el enfoque tradicional del diseño, se cuentan aquellas que aprovechan el uso de herramientas de modelado de información para la edificación (Building Information Modeling, BIM, el cual es un proceso de generación y gestión de datos de un edificio durante sus ciclo de vida utilizando software dinámico de modelado de edificios en tres dimensiones y en tiempo real) y la realidad virtual (VR). 

Una buena línea a seguir en el proceso de diseño parte de un caso de estudio presentado en el 2019 en la Universidad de Hong Kong, el cual consiste en:

       

– Planteamiento

– Creación de un modelo BIM en Revit

– Mapeo de textura en 3ds Max

– Simulación de la iluminación por DIALux

– Interacción con los usuarios a través de Unity

        

– Y la realización de VR mediante VRTK en Unity. 

Considerando las etapas antes mencionadas, y según concluye el mismo caso de estudio, las interacciones que se consiguen entre el diseñador y el cliente contribuyen a la personalización y retroalimentación en tiempo real a lo largo de las etapas de instalación de equipos, ajuste de parámetros, personalización del diseño, y el análisis respecto al consumo de energía. 

De acuerdo con el caso de estudio referido, no solo se trata de otorgar una visualización, sino de proveer un enfoque completamente nuevo en el que la experiencia inversiva y la exploración sensorial funcionen como método de evaluación de las diversas alternativas del diseño.

Las ventajas del uso de estas tecnologías son muchas, pero la práctica puede llegar a ser compleja dependiendo del nivel de dominio de cada una de las herramientas o del presupuesto de cada proyecto.

No obstante, se trata de una metodología en la que las unidades de intensidad lumínica creadas a través de Unity, así como su conversión en la realidad demuestran algunas dificultades. 

Para resolver dichas problemáticas en otros casos se ha recurrido a implementar cálculos adicionales mediante DIALux y LumenLights. En conjunto, estos dos programas pueden servir para evaluar el diseño de manera cuantitativa, por lo que en la experimentación pueden resultar de gran utilidad para el diseñador. 

Finalmente, en la práctica el enfoque digital presentado es una manera de mejorar las interacciones entre diseñador y cliente, permitiendo la realización de cambios en el diseño sin la necesidad de estar en el espacio de manera presencial. Y aunque ciertamente estos recursos ofrecen una experiencia de alta fidelidad permanece como reto la creación de una metodología que resuelva todas las complejidades del diseño de iluminación. 

Fuentes:

An experience-based interactive lighting design approach using BIM and VR: a case study

M O Wong et al 2019 IOP Conf. Ser.: Earth Environ. Sci. 238 012006, Researchgate. com

Deja un comentario

Descubre más desde Iluminet revista de iluminación

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo